Público
Público

La Corte de Apelaciones de Caracas ratifica la condena de casi 14 años para el antichavista Leopoldo López

EEUU dice estar "muy preocupado" por el fallo judicial y pide al Gobierno de Maduro proteger la "democracia" y la "justicia"

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 6

Fotografía de febrero de 2014 del dirigente antichavista Leopoldo López, escoltado por la Guardia Nacional venezolana, después de entregarse durante una manifestación en Caracas. AFP/ Edwin Montilva

CARACAS.- La Corte de Apelaciones del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) venezolano ratificó este viernes la sentencia contra Leopoldo López, el opositor antichavista más emblemático, condenado a 13 años, nueve meses y siete días de prisión por la violencia desatada en una protesta antigubernamental. La condena, que fue dictada por un tribunal en septiembre de 2015, había sido apelada por la defensa del fundador del partido Voluntad Popular (VP) hace tres semanas en una audiencia que se extendió cerca de 15 horas.

López fue sentenciado por los delitos de instigación pública, asociación para delinquir, daños a la propiedad e incendio con relación a los hechos violentos originados al final de una marcha antigubernamental convocada, entre otros, por él, el 12 de febrero de 2014. El dirigente antichavista está acusado de incitar a la violencia en el discurso que pronunció en esa marcha que culminó con destrozos, varios heridos y tres muertos, pero que además provocaron una ola de protestas que continuaron varios meses (y se saldaron con 43 muertos, cientos de heridos y miles de detenidos).

"La sentencia condenatoria fue confirmada en iguales términos. Ya es oficial", informó el abogado defensor del político opositor venezolano, Juan Carlos Gutiérrez, en un mensaje en la red social Twitter.

La defensa llevaba casi una semana esperando la repuesta del tribunal que debía darse dentro de los díez días hábiles siguientes a la audiencia de apelación, pero que se retrasó porque la corte que lleva el caso no celebró sesión durante varios días ocasionando que el plazo se extendiera.

Antonieta Mendoza con Lilian Tintori, respectivamente, madre y esposa del opositor antichavista Leopoldo Lopez, a su llegada en julio pasado a una de las sesiones de la vista en el Tribunal de Apelación. AFP/Federicio Parra

El opositor venezolano Leopoldo López pierde así la segunda oportunidad de salir en libertad. No sólo eso: era también la antepenúltima oportunidad de que su sentencia fuera anulada, o que fuera reducida la pena que cumple confinado en una prisión militar en las afueras de Caracas bajo un estricto régimen de visitas.

Ahora el opositor deberá acudir a la Sala de Casación de Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), la última instancia en materia penal para revisar su sentencia. El recurso podría llevar a que esta sala anule la sentencia o en caso contrario la ratifique como "definitivamente firme". A este punto, el opositor antichavista quedaría con un recurso "extraordinario" que es el de solicitar una "revisión" de la Sala Constitucional, esta sí, la última instancia a la que podrían acudir.

Además de la condena de López, el Tribunal de Apelaciones ha ratificado las de los opositores Ángel González y Christian Holdack, mientras que ha reducido a dos años la sentencia de Demian Martín. Holdack fue condenado a diez años de prisión, si bien goza de una medida humanitaria por razones de salud que le permite presentarse ante los tribunales una vez cada 15 días. Por su parte, González y Martín fueron condenados a cuatro años y seis meses, penas que no implican prisión. La de Martín se ha reducido a tres años.

Protesta de la oposición

La decisión provocó de inmediato la reacción de los opositores y expresado a través de la alianza de partidos Mesa de la Unidad Democrática (MUD) que repudió "la ilegal, injusta e inmoral sentencia".

"Ya el país y el mundo saben que el juicio contra López fue una mascarada pseudo-judicial", indicó la MUD en un comunicado para referirse a la declaración hecha por uno de los fiscales que llevó la acusación contra López, Franklin Nieves, poco después de que el político fuera condenado en primera instancia. En esa ocasión Nieves apareció en un vídeo asegurando que había huido del país y confesando que fue supuestamente presionado por sus superiores para inculpar a López.

Los opositores, que promueven actualmente un referendo para revocar el mandato de Maduro, resaltaron esta decisión judicial como "una nueva provocación al pueblo, una agresión a la paz y un fallido intento del gobierno por desmoralizar a los ciudadanos".

EEUU, "muy preocupado"

La principal encargada de EEUU para Latinoamérica, Mari Carmen Aponte, se mostró este sábado "muy preocupada" por la ratificación de la condena al opositor venezolano Leopoldo López y pidió al Gobierno venezolano a proteger la "democracia" y la "justicia". "Muy preocupada sobre la decisión contra preso político @leopoldolopez. Llamo al Gobierno de #Venezuela que proteja #democracia #justicia", escribió Aponte en su cuenta oficial de la red social Twitter.

Estados Unidos ha solicitado reiteradamente en los últimos dos años la liberación de López, a quien considera un "preso político" encarcelado injustamente "por razones políticas" en Venezuela.

También el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, rechazó este viernes la sentencia contra López, que calificó de una "oportunidad perdida para la reconciliación en Venezuela".

Felipe González acusa a la Justicia venezolana de "prevaricar" y "someterse" a Maduro por la condena a Leopoldo López

Por su parte, el expresidente del Gobierno español Felipe González ha criticado la decisión del Tribunal de Apelaciones de Venezuela, que ha calificado de un acto de "prevaricación" y "confirma el sometimiento de la justicia al poder de Maduro". "Los jueces prevarican dictando una sentencia injusta para Leopoldo López, Angel González, Demian Martin y Crhistian Holdak, a sabiendas de que no han cometido los delitos que se les imputan y con pleno conocimiento de que se han vulnerado todos sus derechos de defensa", reza el comunicado difundido por el expresidente.

Felipe González ha advertido al Gobierno venezolano que "no puede pedir a la MUD que se siente a negociar mientras haya presos políticos" en el país. "En sus manos esta la libertad de los presos de conciencia, incompatibles con un Estado democrático de derecho y, por eso mismo, contraria a la Constitución Bolivariana", ha reivindicado el expresidente español.