Público
Público

Crisis política en EEUU Mike Pence rechaza destituir a Trump y aboca al país a un segundo 'impeachment' 

Agotada la vía de la destitución por la 25ª enmienda y a una semana del fin del mandato de Trump, este miércoles se procederá a la votación para forzar su salida por "incitación a la insurrección".

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence
El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence. Erin Schaff / EFE

PÚBLICO

La Cámara Baja estadounidense solicitaba el pasado martes al vicepresidente Mike Pence que promoviera la destitución de Donald Trump por "incitación a la insurrección", invocando la 25ª enmienda, por la que puede inhabilitar al presidente,  al alegar incapacidad para llevar a cabo sus deberes y obligaciones.

Hace escasas horas se conocía el contenido de la carta que Pence ha dirigido a la líder de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, donde dice no haber cedido "a la presión de ejercer un poder más allá de mi autoridad constitucional" en lo que ha calificado de "esfuerzos de la Cámara de Representantes de jugar a juegos políticos en un momento tan grave en la vida de nuestra nación".

El cierre de filas de Mike Pence despeja el camino para la votación de un segundo 'impeachment', previsto para este miércoles, a solos siete días de la toma de posesión del cargo por el presidente electo Joe Biden.

Lealtad dañada

El vicepresidente exhibe así, un último gesto de lealtad a Trump, a pesar de que sus relaciones con el presidente saliente se complicaran desde que Pence se negara a objetar el resultado del recuento electoral. Los abogados de Trump llegaron a preparar una demanda contra el que siempre fue el fiel escudero del presidente, según informó The Washington Post. 

La presión a Pence llegó a su punto álgido la misma  mañana  del día fatídico en el que el vicepresidente acudió a presidir el Senado para la certificación del resultado electoral. Ese 6 de enero, al tiempo que miles de manifestantes se congregaban ya en torno al Capitolio, el presidente arremetió públicamente contra su vicepresidente: "Mike Pence no ha tenido el valor de hacer lo que debería haber hecho para proteger a nuestro país y a la Constitución", tuiteó a las 13:24. Como consecuencia de la inquina de Trump, en el asalto al Capitolio se escucha en varios vídeos a los sublevados gritar: "¿Dónde está Pence?". Este tuvo que guarecerse en una ubicación secreta del edificio. 

Para Trump, el 'impeachment' es "una caza de brujas"

Trump, que no acudirá a la toma de posesión de Biden, se encuentra en estos momentos en la frontera con México (Texas), donde acudía para alardear sobre las obras de ampliación del muro. El mandatario se ha referido al proceso opositor como la "mayor caza de brujas de la historia" del país "que está causando tremenda ira, división y dolor". "Es algo más grande de lo que cualquiera podría entender, lo que es muy peligroso para Estados Unidos, especialmente ahora", advierte. Todas las fuerzas de seguridad del país están alertadas por las movilizaciones que se prevén en los próximos días.

En Texas ha presumido de "uno de los proyectos más grandes de infraestructura de la historia de Estados Unidos", los más de 720 kilómetros de muro construido con México. "Decían que no se podía y lo hicimos", ha dicho el mandatario ante un reducido grupo de personas, entre los que se encontraban numerosos agentes de seguridad fronteriza. Sin embargo, según datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) que recoge El País, la mayor parte de la valla construida se ha realizado en sustitución de barreras antiguas que se habían deteriorado.

Más noticias de Internacional