Público
Público

Cumbre europea Boris Johnson admite que Reino Unido se encamina a un brexit sin acuerdo

El primer ministro británico pide un cambio "fundamental" en la posición de la Unión Europea. "La UE sigue trabajando para lograr un acuerdo, pero no a cualquier precio", afirma la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

07/10/2020.- El primer ministro británico, Boris Johnson, sale de Downing Street. / EFE - NEIL HALL
El primer ministro británico, Boris Johnson, sale de Downing Street. / EFE - NEIL HALL

público / EFE

El primer ministro británico, Boris Johnson, admitió este viernes que, a menos que haya un cambio "fundamental" en la posición de la Unión Europea (UE), el Reino Unido se encamina a una desconexión del bloque sin acuerdo. "La UE sigue trabajando para lograr un acuerdo, pero no a cualquier precio", afirma por su parte la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen.

En una declaración televisada, el jefe del Gobierno británico se refirió a "una solución australiana" con la UE, lo que significa que no se cerraría un pacto y las relaciones pasarían a regirse por las normas generales de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Johnson dijo que su país ha buscado desde el comienzo de las negociaciones un acuerdo similar al que la UE firmó con Canadá, basado "en la amistad y el libre comercio", dijo Johnson. "A juzgar por la última cumbre (comunitaria) en Bruselas, esto no servirá para nuestros socios de la UE. Ellos quieren la capacidad de controlar nuestra libertad legislativa de forma continua, nuestra pesca de una manera que es completamente inaceptable para un país independiente", dijo el líder conservador en una declaración desde su residencia oficial del 10 de Downing Street.

Dado que faltan "apenas diez semanas" para que termine el acuerdo de transición, debe "juzgar sobre el posible resultado y prepararnos" para la desconexión, insistió. El premier acusó, además, a la UE de no haber negociado con "seriedad" durante gran parte de los últimos meses y, dado que la cumbre parece haber descartado un acuerdo como el que hay con Canadá, ha "concluido que debemos prepararnos para el 1 de enero bajo arreglos que se parecen al australiano".

Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, reitera este viernes su voluntad de lograr un acuerdo, aunque admite que hay que prepararse para la posibilidad de que no se consiga. "Nuestra voluntad es seguir trabajando para lograrlo. Pero el tiempo apremia", afirma.

"Lo que he propuesto al equipo británico es negociar intensivamente en el poco tiempo que nos queda para lograr, en torno a finales del mes de octubre, el acuerdo que deseamos, no a cualquier precio, pero el acuerdo que deseamos y que los dirigentes europeos desean", declaró este jueves el negociador comunitario, Michel Barnier, en una rueda de prensa durante la cumbre europea que se celebra en Bruselas.

El primer ministro también pidió a las compañías y las empresas transbordadoras que se preparen para una salida sin acuerdo, si bien subrayó que el Reino Unido está dispuesto a evaluar con sus vecinos europeos asuntos prácticos como la seguridad en la aviación o la cooperación en materia nuclear. "Pero, por la razón que sea, está claro que (...) después de 45 años de asociación, no están dispuestos, a menos que haya algún cambio fundamental de actitud", a ofrecer a su país los mismos términos que con Canadá, agregó el mandatario.

Por lo tanto, explica Johnson, el Reino Unido se prepara para optar por otra alternativa y prosperar como país que comercie de forma independiente, al controlar sus fronteras, su pesca y establecer sus propias leyes.

Más noticias de Internacional