Público
Público

Cumbre del G7 Boris Johnson admite que llegar a un acuerdo con la UE sobre el brexit es "incierto"

El presidente estadounidense, Donald Trump, aseguró este domingo que los demás miembros del G7 no le han pedido que frene la guerra comercial con China, aunque reconoció que tiene dudas sobre todo lo que hace.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, junto al primer ministro británico, Boris Johnson. EFE

Efe

El primer ministro británico, Boris Johnson, admitió que lograr un acuerdo sobre el brexit es todavía "incierto" y subrayó que lo importante es estar preparado para la posibilidad de que no se consiga. "Todo depende de nuestros amigos de la UE y de los socios", indicó en declaraciones a la BBC en la segunda jornada de la cumbre del G7, que se celebra en Biarritz, en el suroeste francés, hasta el lunes.

En un encuentro bilateral este mismo día con el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, Johnson subrayó que "la cercanía de Reino Unido" hacia sus "amigos europeos continuará más allá del 31 de octubre, pase lo que pase".

Este sábado, las divergencias entre ambos quedaron en evidencia cuando se responsabilizaron respectivamente en caso de que finalmente Reino Unido salga en esa fecha de la UE sin un acuerdo. En su primera reunión cara a cara en Biarritz, no obstante, Johnson apostó por la cordialidad, al menos de puertas hacia afuera.

"Hasta el momento se puede decir que tú y yo hemos pasado casi todas nuestras conversaciones en completo acuerdo en la mayoría de temas que se han tratado, sea el libre comercio, Rusia, Irán o Hong Kong, una demostración de la cercanía de Reino Unido hacia nuestros amigos europeos", dijo.

¿Suspensión del Parlamento?

Sus declaraciones llegan el mismo día en que el dominical británico The Observer filtró que Johnson ha buscado asesoramiento legal sobre la posibilidad de suspender el Parlamento durante cinco semanas para evitar que los diputados pudieran, llegado el caso, forzar una nueva prórroga del brexit.

Según sus fuentes, podría tratarse de un plan destinado a que los diputados no puedan ampliar el plazo para la salida del país de la UE, fijado para el 31 de octubre, si Johnson no consiguiera forjar un acuerdo con Bruselas antes.

La cercanía con esa fecha ha provocado que el brexit sea uno de los temas centrales de la agenda de este G7, que se inauguró el sábado. En la reunión que Johnson mantuvo esta mañana con el presidente estadounidense, Donald Trump, este le prometió un acuerdo bilateral de comercio "bastante rápido" una vez que Reino Unido abandone la UE, y afirmó que Johnson es "el hombre adecuado" para llevar a cabo esa salida.

Trump y China

Además, Trump aseguró que los demás miembros del G7 no le han pedido que frene la guerra comercial con China, aunque reconoció que tiene dudas sobre todo lo que hace.

"Nadie me ha dicho eso", respondió el presidente estadounidense a una pregunta acerca de si los aliados del G7 le han presionado durante esta cumbre para que ponga fin a la tensión con el gigante asiático, que está ralentizando el crecimiento económico mundial.

Trump, en unas breves declaraciones a la prensa tras un desayuno con el primer ministro británico, insistió en su punto de vista de que lo que China ha hecho a Estados Unidos "es indignante", por llevarse "cientos de miles de millones de dólares cada año" a través de lo que él considera prácticas comerciales ilícitas y robo de propiedad intelectual.

Aún así, reconoció que tiene algunas "dudas" sobre sus decisiones sobre China, ya que tiene dudas "sobre todo", y apostó por continuar el diálogo con Pekín.