Público
Público

Cumbre de la UE Sánchez, dispuesto a ceder el mando de la Comisión Europa al centroderecha

Los líderes de la UE se volverán a reunir a final de mes en Bruselas, en una cumbre extraordinaria, para buscar candidatos que puedan gustar a Alemania y Francia.

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 2

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez (d), saluda al presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi (i), y el primer ministro luso, Antonio Costa (2i), junto al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker (d), antes del comienzo de la segunda jornada del Consejo Europeo que se celebra en Bruselas. EFE/ Stephanie Lecocq

El presidente socialista español, Pedro Sánchez, se ha mostado dispuesto este viernes, tras la cumbre de la UE en Bruselas,  a aceptar que el Partido Popular Europeo, de centro-derecha, tome la presidencia de la Comisión Europea para los próximos cinco años.

Sánchez había viajado a Bruselas para intentar colocar al frente del Ejecutivo comunitario a Frans Timmermans, el cabeza de lista de los socialistas europeos en las elecciones al Parlamento Europeo. Pero tanto el socialista holandés como el resto de cabezas de lista, Manfred Weber (del Partido Popular Europeo) y Margrethe Vestager ( por los liberales), han quedado prácticamente descartados tras las discusiones que tuvieron lugar ayer entre los 28 jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea en Bruselas en este sentido. Cuatro horas de reunión, que terminó a las dos de la madrugada, con cero resultados. Ninguno de los candidatos ha reunido las mayorías necesarias entre los Veintiocho.

“Lamento que Frans Timmermans no haya podido ser la persona elegida ayer porque cuenta con todas las cualificaciones y experiencia”, ha dicho Pedro Sánchez. Aunque no renuncia a intentar que el próximo presidente del Ejecutivo comunitario sea socialista, Sánchez ha admitido que “es evidente que podría ser un presidente del PPE”.

Los 28 líderes europeos se volverán a reunir el 30 de junio por la noche en Bruselas, en una cena que se espera vuelva a ser maratoniana y pueda terminar en desayuno.

“Los primeros ministros y presidentes de Gobierno más experimentados me dicen que esto acaba de empezar”, advertía Sánchez. “Es más complicado que hace cinco años (cuando salió elegido Jean-Claude Juncker, cabeza de lista del PPE) porque somos más familias las que tenemos ponernos de acuerdo. Era lógico que tuviéramos que tener un Consejo extraordinario”.

El jefe del Ejecutivo español, Pedro Sánchez; la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, durante la reunión celebrada este jueves con el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, sobre el reparto institucional comunitario. EFE/PRESIDENCIA DEL GOBIERNO/Dario Pignatelli

Una de las claves para llegar a un acuerdo en esa nueva reunión será que el francés Macron y la alemana Merkel se alineen, lo que no ha sido así hasta ahora, ya que alemana apoyaba al popular Weber, y el francés, se oponía por la falta de carisma político de este. Con los spitzenkandidaten fuera de escena, es momento de buscar candidatos alternativos que puedan gustar a Alemania y Francia.

“No puedo tomar una posición contraria a la francesa”, ni al contrario, ha afirmado la canciller alemana, Angela Merkel, al término de la Cumbre. Fuentes del Elíseo afirmaron ayer también que el acuerdo entre Macron y Merkel es imprescindible para llegar a una decisión entre los Veintiocho.

Ambos se verán esta semana en la cumbre del G-20, que tiene lugar en Japón los próximos viernes y sábado. En la cita estarán también Sánchez y los todavía presidentes del Consejo Europeo, Donald Tusk, y de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

Por su parte, Tusk se reúne desde hoy con representantes del Parlamento Europeo, que tendrán que refrendar la elección de los Veintiocho, si hay acuerdo, durante la primera sesión de la nueva Eurocámara del 2 de julio.