Público
Público

Derechos de las mujeres El veto absoluto al aborto en El Salvador como violencia de Estado

El caso de 'Las 17 y más' son ejemplos de mujeres condenadas apenas de hasta 50 años de cárcel por abortos espontáneos, finalizar embarazos de riesgo o fruto de una violación.

Teodora, activista por los derechos de las mujeres. / agareso

Laura L. Ruiz

El documental de dos ONG gallegas En deuda con todas visibiliza la lucha de las mujeres por defender sus derechos no solo a decidir, si no a su propia vida. La Constitución salvadoreña cambió en 1998 para determinar que el principio de la vida de los ciudadanos con derechos era el mismo momento de la concepción. Mientras el gobierno conservador del momento solo quería limitar aún más las opciones de decidir sobre su propio cuerpo a las mujeres, en solo cinco meses la Iglesia y el tirón de los estudiantes más reaccionarios acabaron generando una modificación en el artículo primero de la Carta Magna que dejó incluso sin el derecho a la vida de las propias mujeres.

Además de las voces de las plataformas feministas, fueron muchos los médicos, ginecólogos y sanitarios que advirtieron de que eso significaría la prohibición total del aborto. incluido los casos de embarazos de riesgo donde la vida de la mujer corre peligro. La situación dejaba a los profesionales médicos en la encrucijada de no atender a los protocolos más básicos internacionales o enfrentarse a penas de cárcel por salvar la vida de las mujeres.

"La actual legislación en materia de aborto es más restrictiva que cualquier del siglo XIX e incluso de los tiempos de la dictadura" se señala el documental En deuda con todas​, realizado conjuntamente por la ONG gallega ​AGARESO​, ​ACPP y organizaciones comunitarias salvadoreñas. Se trata de un proyecto que quiere visibilizar las consecuencias que estas leyes tienen en la vida de mujeres y niñas en el país, que tienen en el caso de​ Las 17 su mayor referencia. "Se llamó así porque en 2012 abogados por los derechos humanos descubrieron que había 17 casos de mujeres condenadas por homicidio o intento de homicidio por un aborto espontáneo", explica Teodora, una de ellas y ahora activista por los derechos de las mujeres. Poco después se sabría que eran muchas más de 17 las mujeres que estaban en la cárcel en circunstancias similares.

"Me desmayé y al despertarme estaba en la penitenciaría", comenta una. "Fui detenida mientras me desangraba al sufrir el aborto", comenta otra. "Yo escuché como el médico impedía  que la policía me llevara antes de operarme porque mi vida corría peligro", relata una tercera. Mujeres que fueron condenadas por crímenes supuestamente cometidos cuando no estaban ni conscientes, por omisión del socorro a sus hijos cuando ellas estaban en una situación que acabaría en coma, esposadas a la pared de pié aún con la placenta dentro (con el riesgo mortal que supone), humilladas antes de permitirles atención médica, etc.

Cartel del documental 'En deuda con todas​'. / EN DEUDA CON TODAS

Derechos humanos vulnerados que incluso en un hospital puede suceder, donde el 97% de las muertes maternas son evitables según organizaciones médicas. Como puede suceder con embarazos ectópicos (donde el embrión se desarrolla fuera del útero y puede generar la muerte a la mujer), cuando el feto no es viable o cuando la mujer tiene una enfermedad como cáncer. Un ejemplo de cuadro médico por el cual se induciría el aborto terapéutico sería el de la joven ​Beatriz​, un nombre ficticio por el estigma social pero que sirvió para que una sociedad entera pusiera rostro a una legislación tan punitiva. Ella tenía lupus y problemas renales mientras que su hija era anencefálica (no tenía cerebro). Aún así se prohibió que sometieran a la mujer a un aborto terapéutico (recomendado en todos los manuales médicos en casos como este) y se tuvo que aprobar en un tribunal el sometimiento de Beatriz a una cesárea para salvar su vida y tampoco acabar en la cárcel.

Los derechos reproductivos son Derechos Humanos

Se trata de uno de los muchos casos que dejan a la legislación salvadoreña como una anomalía democrática en toda regla, ya que muchos juristas aseguran que los derechos humanos como lo son el de la vida y los derechos sexuales deben estar por encima de cualquier ideología. De hecho, incluso ​la ONU pidió al país centroamericano que cambiara esta legislación. Aún así, se ha tenido que seguir peleando caso a caso en los tribunales por rebajas de condena o por anulación de los juicios ya que en muchos de ellos la única prueba del homicidio era la relación de maternidad de las acusadas. Esto era así hasta agosto de este año cuando una sentencia sin precedentes con el caso de Evelyn Hernández posibilita la absolución de todas las mujeres criminalizadas por sufrir algún tipo de interrupción involuntaria de su embarazo.

"Se trata de violencia del Estado" señala la activista feminista y pro DDHH Morena Herrera que junto con asociaciones como ​la ​Unión Médica Salvadoreña por la Salud y Vida de las Mujeres ​o la ​Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto luchan porque la legislación cambie al igual que la sociedad.

No decían por qué estaban presas realmente por miedo a sufrir represalias dentro de prisión

"El estigma social generado por aquella no decían por qué estaban presas realmente por miedo a sufrir represalias dentro de prisiónacusación de matar a tu bebé hace que tengamos que ayudar a muchas mujeres liberadas" comenta otra activista, Roxana Delgado. Este es el caso de algunas de Las 17 que cuentan como no decían por qué estaban presas realmente por miedo a sufrir represalias dentro de prisión o que denuncia lo complicado que es rehacer tu vida aunque seas declarada inocente finalmente. Sin contar con el dolor que supone la pérdida de un hijo deseado o la consecuencia psicológica de que el origen de este embarazo por el cual es criminalizada la mujer es fruto de una agresión sexual.

"Mientras tú puedes acabar en la cárcel por abortar, el violador sale impune", se comenta en una charla entre mujeres grabada en el documental." Yo solo pido que esto que nos ha pasado a nosotras no le pueda pasar nunca más a ninguna, y menos a las más jóvenes", comenta otra. Y es que tanto la violencia sexual, como la juventud como la pobreza son factores que hacen que puedas ser susceptible de acabar en prisión. "En mi país no hay una mujer encarcelada por este motivo con dinero" comenta Teodora, que hace referencia a la posibilidad de viajar al extranjero que solo tienen algunas si quieres interrumpir su embarazo ya sea por motivos médicos o personales.

Niñas de 9 años embarazadas

Las niñas y adolescentes son uno de los grupos de personas que más sufren esta violencia legislativa, ya que el​ 30% de los embarazos en el país son en mujeres menores de edad. De estos 19.190 embarazos en 2017, solo 4.621 fueron denunciados como agresión sexual cuando el sexo con menores está totalmente prohibido en El Salvador. Aparecen casos de hasta niñas de 9 años embarazadas, violadas por su padre o un hombre de su entorno familiar, a la que no le permiten interrumpir el embarazo, y lo peor, para las organizaciones defensoras de derechos humanos, es la propia impunidad de la Justicia ya que en estos más de 4600 casos denunciados solo acabaron condenados 488. A este panorama negro para la infancia se suman los suicidios entre adolescentes embarazadas, primera causa de muerte indirecta de las personas entre los 10 y 19 años.

El​ 30% de los embarazos en el país son en mujeres menores de edad

"La violencia sexual es un problema de Estado" denuncian en el documental, que deja ver que esta situación está cambiando. Tanto desde los colectivos por los DDHH -muchos de ellos compuestos por ex combatientes de la guerra civil que sufrió el país entre 1980 y 1992-, como el movimiento feminista -apoyado muy de cerca por las mujeres argentinas- va cogiendo fuerza incluso en el Parlamento donde son muchas las diputadas y diputados de partidos como el FMLN que piden una regulación del aborto que salve la vida de las mujeres. No solo evitando que mueran desangradas, si no evitando que pierdan años de su vida y sus vínculos familiares en prisión. Porque como dice Teodora, "el Estado salvadoreño está endeudado con todas las mujeres de su país". En deuda con todas se estrena online hoy 19 de diciembre a las 19:30 en la web de Agareso​. 

Más noticias de Internacional