Público
Público

La desorganización en Sudán retrasa los resultados

La Comisión Electoral pospone dos días la difusión de un escrutinio plagado de errores

VIRGINIA DE LA GUARDIA

Los errores "técnicos y logísticos que empañaron el desarrollo de las elecciones sudaneses", según el diagnóstico de la misión de observación internacional del Centro Carter, continúan afectando al proceso de escrutinio y la Comisión Nacional Electoral, que tenía previsto dar a conocer el martes los resultados de los comicios, decidió retrasar el anuncio, en principio, hasta el jueves.

La incertidumbre sigue rodeando así a las primeras elecciones pluripartidistas que celebra el país en 24 años. Las calles de Jartum estaban vacías por la mañana. Sólo se veía a un número reducido de sitta chai, mujeres que preparan cada día té y café en las aceras a los numerosos habitantes de Jartum, unos cinco millones más dos millones de desplazados por la guerra civil entre el norte musulmán y el sur cristiano animista y por la reciente guerra de Darfur, en la parte occidental del país.

El gobernante PCN y el MPLS han acordado aceptar los resultados

La gente tiene miedo de que los resultados electorales desencadenen una ola de violencia. No ayudó el hecho de que la oposición declarara que no pensaba aceptar los resultados de las elecciones y amenazara con manifestarse en las calles.

La mayoría de los partidos políticos opositores ya había de hecho decidido en el último momento retirarse de las elecciones, decepcionando a una gran parte de los votantes que tenía puesta las esperanzas en un nuevo liderazgo.

La intención declarada de no aceptar los resultados se vio matizada por el Movimiento Popular para la Liberación de Sudán (MPLS), socio del gobierno en el norte y que controla el gobierno del sur.

Según dijo el vicepresidente Ali Ozman Taha, el gobernante Partido del Congreso Nacional (PCN), y el MPLS han acordado aceptar los resultados que dé la Comisión Electoral.

Ese anuncio lo hizo el vicepresidente tras reunirse con el máximo líder del MPLS, Salva Kirr, si bien el partido que gobierna en el sur no lo ha confirmado oficialmente.

La Unión Africana, que apoya a Bashir, alaba el proceso electoral

Estados Unidos criticó las "graves irregularidades" detectadas en las elecciones sudanesas, y citó "la limitación de las libertades y derechos políticos, intimidación y amenazas de violencia en el sur, un conflicto en Darfur que impidió un clima adecuado para la celebración de comicios y fallos en los preparativos técnicos".

Un diagnóstico que se suma al poco halagador que hicieron el pasado sábado las dos misiones internacionales de observación más importantes: el Centro Carter y la Unión Europea.

"Estas elecciones han tenido dificultades para alcanzar estándares internacionales. No las alcanzaron", dijo la jefa de la misión de observadora de la UE, Véronique de Keyser. Sin embargo, consideró que "abren el camino a un futuro democrático".

Según el Centro Carter, las elecciones "no lograron cumplir las normas internacionales ni las obligaciones de Sudán de realizar elecciones genuinas en muchos aspectos".

En el otro extremo se sitúa la Unión Africana, que ha apoyado al presidente Omar al Bahir frente a la orden de arresto internacional que ha emitido contra él la Corte Penal Internacional. La UA sólo tuvo palabras de alabanza para el proceso. "No hemos presenciado fraude. Observamos una votación muy transparente", dijo el portavoz de la misión de observación de la Unión Africana Kunle Adeyemi. "Lo que ha ocurrido en Sudán ha sido un acontecimiento histórico y un gran logro para la gente", añadió.

Más noticias de Internacional