Público
Público

Detenciones ilegales Australia confirma la liberación de ciudadanos detenidos en Irán

Ambos se encontraban viajando alrededor del mundo desde 2017 y ya se han podido reunir con sus familiares.

Rouhani, presidente de Irán. REUTERS/Yana Paskova/File Photo

efe

El Gobierno de Australia confirmó este sábado la liberación de dos australianos detenidos en Irán, después de que se retiraran los cargos en su contra, y quienes aseguran estar "felices y aliviados" por regresar a su país.

La ministra australiana de Asuntos Exteriores, Marise Payne, dijo a los medios que la bloguera Jolie King y su novio Mark Firkin, detenidos a mitad de año por supuestamente volar un dron sin los permisos requeridos por la república islámica, fueron liberados y se encuentran "en buen estado de salud y ánimo".

Ambos, que se encontraban viajando alrededor del mundo desde 2017, ya se han podido reunir en Australia con sus familiares. "A pesar de que los últimos meses han sido muy difíciles (para nosotros), sabíamos que también era complicado para aquellos que se preocupaban por nosotros desde nuestros hogares", apunta la pareja en un comunicado emitido por el Ministerio de Exteriores.

Firkin y King, quien también cuenta con pasaporte británico, agradecieron en el texto los esfuerzos diplomáticos para ayudar a su puesta en libertad y apuntaron que no harán más comentarios sobre el asunto.

Detenciones continuadas

"Sabemos que otros permanecen detenidos en Irán, entre ellos una compatriota australiana, y pensamos que una intensa cobertura informativa podría ser contraria a los esfuerzos por traerla a casa", concluye la pareja.

Ambos hacen referencia a la académica británica-australiana Kylie Moore-Gilbert, quien permanece en la prisión de Evin, en Teherán, desde hace casi un año y presuntamente cumple una condena de diez años de cárcel por espionaje.

El Ministerio de Exteriores de Australia instó a sus ciudadanos a "reconsiderar la necesidad de viajar a Irán

Payne, quien se ha reunido con su homólogo iraní, Javad Zarif, para tratar estas detenciones, apuntó que cada caso "es diferente por lo que necesita de repuestas particulares y específicas".

"Las negociaciones son a largo plazo y continúan en marcha", zanjó la ministra australiana, recoge el canal público ABC. Las autoridades iraníes han arrestado en los últimos años a decenas de extranjeros, en su mayoría ciudadanos de doble nacionalidad, principalmente británicos y estadounidenses, acusados de espionaje.

Tras conocerse la detención, el Ministerio de Exteriores de Australia instó a sus ciudadanos a "reconsiderar la necesidad de viajar (a Irán) debido a los riesgos de que extranjeros puedan ser detenidos o arrestados de manera arbitraria".

Las detenciones se conocieron después de que a finales de agosto Australia anunciara que se unirá a la coalición liderada por Estados Unidos para escoltar a los barcos en el estrecho de Ormuz, una misión rechazada por Irán.

Más noticias de Internacional