Público
Público

Diálogos Venezuela Maduro propone a la oposición una mesa de diálogo permanente

El presidente de Venezuela ha propuesto también incluir a los empresarios y los movimientos sociales en el debate. 

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Nicolás Maduro durante un discurso en el Palacio de Miraflores / EUROPA PRESS

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha confirmado el inicio de una nueva ronda de contactos con la oposición en Barbados y ha planteado la posibilidad de establecer una mesa de diálogo permanente.

Las dos partes se han citado desde el miércoles en el archipiélago caribeño y contarán con la mediación de Noruega. Representantes de Guaidó y Maduro iniciaron en mayo una serie de contactos en Oslo con miras a reanudar un diálogo que se ha resistido hasta tres veces desde que murió Hugo Chávez, en 2013. 

Maduro ha confirmado esta nueva "sesión de consulta" entre las "oposiciones" y el "gobierno nacional constitucional" al que ha dicho representar, según la agencia de noticias oficial AVN. Se trata de un tercer encuentro y el mandatario confía en que no sea el último, por lo que ha planteado que haya una mesa permanente.  

Noruega, como mediadora, ha pedido a ambos máxima discreción para favorecer el éxito de las conversaciones

Según el presidente, las consultas se realizarán "para que Venezuela siga avanzando hacia acuerdos de paz, hacia una mesa permanente de diálogo, para que salgan soluciones a sus problemas", declaró.

El dirigente venezolano, que acudió a una fábrica de chocolate en el estado de Miranda, ha propuesto también incluir a los empresarios y los movimientos sociales en este proceso de debate, con vistas a pasar página a una crisis política que se agravó en enero tras el inicio de su actual mandato presidencial. 

Tanto el Gobierno como la oposición han confirmado avances tras los contactos de los últimos meses, pero han rehusado dar detalles. Noruega, que ejerce de mediador, ha pedido a ambos máxima discreción para favorecer el éxito de las conversaciones. 

Maduro ha recordado también que el 4 de agosto se cumplirá un año del intento de asesinato durante una celebración militar. "Unas bombas que después se comprobó que fueron enviadas desde Colombia, con apoyo del Gobierno gringo, para matarme", ha señalado. 

Los acuerdos fueron recibidos con recelo por la oposición

Juan Guaidó aceptó el sábado la mediación de Noruega para un nuevo diálogo con el Gobierno de Nicolás Maduro, no obstante, al mismo tiempo pidió a sus simpatizantes no confundir "los medios con los objetivos", pues aseguró que está "muy cerca" de lograr la salida de Maduro del poder.

En un comunicado, el autoproclamado "presidente encargado" explicó que había decidido atender la invitación de Noruega "para explorar una posible salida, negociada", siempre que "lleve al cese de la usurpación de Maduro" a un Gobierno de transición.  

Por su parte, Maduro enfatizó en la necesidad realizar el proceso de diálogo con un carácter democrático, y según afirma en TeleSur "las acciones de algunos grupos extremistas de la oposición promueven la violencia, así como una invasión extranjera".