Público
Público

EE UU lanza una ofensiva aérea contra el Estado Islámico en Libia

El llamado Gobierno de Unidad pide ayuda a la coalición internacional para liberar puntos controlados por el terrorismo dentro del país.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

Combatientes del Estado Islámico en Sirte, Libia. REUTERS/ Goran Tomasevic.

MADRID.- El gobierno libio ha pedido a Estados Unidos colaboración en la lucha contra el Estado Islámico (EI) y el país ha respondido con un ataque aéreo en Sirte, un bastión dominado por el grupo terrorista, entre Trípoli y Bengasi.

Las fuerzas internacionales, con el respaldo de las Naciones Unidas, han estado combatiendo en la zona desde mayo, donde el EI mantiene el control sobre varios puntos estratégicos del centro de Sirte. Entre ellos, la universidad, el principal hospital y el famoso edificio Uagadugú, un centro de conferencias construido por el depuesto dictador libio Muamar el Gadafi para acoger a los líderes del mundo que pasaran por el país y que ahora es un fortín que el Estado Islámico utiliza como almacén de armamento y provisiones.

El Gobierno del Acuerdo Nacional Libio (GNA, según sus siglas en inglés), pidió reforzar los ataques aéreos de EE UU en Sirte y el presidente Barack Obama los aprobó. Es la primera vez que Estados Unidos realiza una ofensiva aérea a petición del gobierno de unidad para apoyar a las fuerzas locales. El Departamento de Defensa norteamericano ha considerado que esta operación entra dentro de su estrategia para derrotar al EI junto al resto de los combatientes aliados sobre el terreno, del mismo modo que sucede en Irak y Siria, donde los bombardeos se han prolongado durante casi dos años.

El portavoz del Pentágono, Peter Cook, ha avisado de que "los ataques contra el EI continuarán en Sirte con el objetivo de permitir al gobierno del Acuerdo Nacional Libio realizar avances decisivos y estratégicos". Así EE UU abre en Libia un nuevo frente en su guerra contra los terroristas islámicos situado en Sirte, un antiguo bastión de Gadafi.

Por su parte, el presidente del Consejo presidencial libio designado por la ONU, Mohamad Fayez Al Serraj, ha asegurado, en una entrevista en la televisión estatal que los ataques aéreos causaron "graves pérdidas a las filas enemigas".