Público
Público

EEUU aprueba una ley para evitar alimentos tóxicos

Cada año 48 millones de estadounidenses sufren intoxicaciones alimentarias

ISABEL PIQUER

Barack Obama firmó ayer la ley de seguridad alimentaria más severa de las últimas décadas en Estados Unidos. La nueva legislación permitirá que la Administración de Medicinas y Alimentos (FDA, en inglés) disponga de mejores herramientas para prevenir los brotes de contaminación en lugar de reaccionar ante unos incidentes que se han vuelto cada vez más frecuentes.

Se estima que cada año, 48 millones de estadounidenses sufren algún tipo de intoxicación alimentaria, que provocan 128.000 hospitalizaciones y unas 3.000 muertes, según los datos del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades basado en Atlanta. Los gastos médicos alcanzan los 114.000 millones de euros.

El gasto médico anual en EEUU por intoxicaciones es de 114.000 millones

Recientes brotes de salmonela y de E.coli, detectados en huevos, cacahuetes y espinacas en los últimos años añadieron urgencia a la necesidad de un cambio profundo.

La Cámara de Representantes aprobó la ley, la mayor revisión del sistema de seguridad alimentaria desde 1930, a finales del pasado diciembre. Se estima que costará unos 1.400 millones de dólares, lo que podría generar un serio enfrentamiento entre Obama y la nueva mayoría republicana cuando empiece a debatirse su aplicación práctica.

El Gobierno tendrá ahora mayor autoridad para inspeccionar las plantas de procesamiento de alimentos dentro y fuera del país y retirar directamente productos sospechosos del mercado, en vez de pedir a las compañías que lo hagan, como era hasta ahora.

La ley permitirá 600 inspecciones anuales en 2012 en otros países

Las granjas y fabricantes tendrán que crear planes detallados de seguridad alimentaria y mantener una base de datos que la FDA pueda consultar regularmente y le permita rastrear las contaminaciones.

La ley permitirá unas 600 inspecciones en instalaciones en el extranjero a lo largo de 2012, una cifra que se doblará en los próximos cinco años. La normativa también permitirá a la FDA crear normativas nacionales sobre el cultivo y la recogida de productos.

La industria agroalimentaria ha respaldado la iniciativa de Obama. La asociación que representa el sector (Grocery Manufacturers Association) y que incluye los dos primeros gigantes mundiales, Nestlé y Kraft, acogió la normativa con satisfacción. "La industria es responsable de la seguridad de sus productos", dijo la portavoz de la asociación, Pamela Bailey.

Más noticias de Internacional