Público
Público

EEUU detiene a 300 narcos de un cártel mexicano en 19 estados

Más de 3.000 agentes participan en la operación contra La Familia Michoacana

ISABEL PIQUER

En una gigantesca redada antidroga, las autoridades estadounidenses han detenido, en 19 estados del país, a más de 300 narcos del cartel mexicano conocido como La Familia Michoacana. El fiscal general (ministro de Justicia), Eric Holder, dijo en una rueda de prensa que las detenciones se produjeron entre ayer y el martes, como parte del Proyecto Coronado, una investigación de varias agencias realizada a lo largo de cuatro años.

Más de 3.000 agentes y oficiales de todo EEUU participaron en la investigación, que la Dirección Antidrogas (DEA) calificó como el mayor golpe jamás asestado contra los cárteles mexicanos. En total, las autoridades confiscaron 62 kilos de cocaína, 729 libras de metanfetaminas, 967 libras de marihuana, 144 armas, 109 vehículos, y cerraron dos laboratorios clandestinos.

Mientras, la Policía mexicana detuvo ayer a seis miembros del mismo cártel, entre ellos a José Roberto Sánchez, El Chivo. "Esta acción coordinada, sin precedentes, ha asestado un golpe significativo a la cadena de suministro de drogas ilícitas, armas y dinero en efectivo de La Familia, que fluye a ambos ladosde la frontera", dijo Holder.

"Esta acción coordinada, sin precedentes, ha asestado un golpe significativo"

Las autoridades de Washing-ton responsabilizan a La Familia Michoacana de buena parte del tráfico de metanfetaminas hacia Estados Unidos y de contribuir al ciclo de violencia que afecta cada vez más la orilla norte del Río Grande. Según la investigación, La Familia fue adquiriendo armamento militar, incluyendo armas de asalto y municiones en EEUU, para luego mandarlo a sus secuaces en México.

Uno de los líderes, Servando Gómez Martínez, fue acusado formalmente en Nueva York de conspiración para distribuir metanfetaminas y otras drogas, lavado de dinero y otros cargos. En julio, después del asesinato de 12 policías mexicanos, Gómez Martínez anunció públicamente su pertenencia al clan y dijo que el cártel estaba en medio de una batalla con la Policía mexicana.

Según indicó la DEA en un comunicado, Proyecto Coronado ha permitido hasta la fecha el arresto de 1.186 personas, además de grandes cantidades de dinero, droga y armas. La operación es parte de la renovada cooperación entre los presidentes Barack Obama y Felipe Calderón.

En abril, los gobiernos de ambos países acordaron coordinar sus acciones para frenar el tráfico de armas de los cárteles, cuyas actividades se han expandido a más de 200 ciudades estadounidenses. Se estima que el 90% del arsenal de las bandas mexicanas procede de EEUU.

Más noticias de Internacional