Público
Público

EEUU estudia entregar armas a Ucrania

Obama tomará una decisión "en breve" ante el agravamiento de los combates en el Este del país. Merkel y Hollande se postulan como mediadores y presentan un plan de paz a Putin

El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, junto al primer ministro ucraniano, Arseniy Yatsenyuk. - REUTERS

PÚBLICO / EFE

KIEV.- El conflicto en el Este de Ucrania puede dar un paso más allá. EEUU está sopesando seriamente suministrar armamento al Gobierno de Kiev ante el recrudecimiento de los combates contra las milicias prorrusos. Un movimiento que, como ya ha avisado el Kremlin, Moscú considera una amenaza a la seguridad de Rusia, además de suponer "una escalada de la situación".

Hasta el momento, el presidente estadounidense siempre se había negado a dar ese paso, aunque el Congreso le dio en diciembre su visto bueno para el envío de 350 millones de dólares en ayuda militar para las fuerzas ucranianas.

Barack Obama tomará una decisión "en breve", según anunció este jueves el secretario de Estado de EEUU. De visita en Kiev, John Kerry calificó el conflicto como "la mayor amenaza que afronta Ucrania" y explicó que había hablado con Petró Poroshenko, el presidente ucraniano, sobre la "agresión" de Rusia en el este. 

"La violencia se intensifica y los acuerdos de paz de Minsk (firmados el pasado septiembre) no se cumplen", agregó. "No tenemos intención de entrar en conflicto con Rusia. Nadie quiere esto, ni el presidente Poroshenko, ni el presidente de EEUU, ni la UE. No se trata de eso", dijo a continuación.

Pero también resaltó: "No podemos cerrar los ojos ante los tanques rusos que cruzan la frontera de Ucrania, no podemos cerrar los ojos ante los combatientes rusos que con uniformes sin insignias también cruzan la frontera y apoyan a los separatistas, a pesar de todas las promesas que se hicieron en los acuerdos de Minsk sobre el alto el fuego".

Kerry puso el lunes como el día clave, cuando Obama se reúna con la canciller alemana, Angela Merkel, tras lo cual, según el secretario de Estado, el mandatario estará listo para tomar una decisión. Dentro de EEUU, los partidarios del suministro de armas a Kiev, que incluyen a congresistas y diplomáticos estadounidenses, abogan por entregar sistemas antitanque y antiaéreos, radares y drones por valor de 3.000 millones de dólares.

Merkel rechazó rotundamente esta semana en Budapest un posible suministro de armas a Kiev, aduciendo que el arreglo del conflicto sólo puede ser político. La canciller y el presidente francés, François Hollande, comenzaron ayer una gira relámpago para mediar entre Kiev y Moscú. Los dos mandatarios volaron a la capital ucraniana y presentaron a Poroshenko un plan de paz que este viernes también plantearon al líder ruso, Vladímir Putin, en Moscú. 

Aunque no se ha revelado el contenido del plan franco-alemán, fuentes cercanas a la Presidencia ucraniana dijeron que el objetivo de la propuesta es "congelar el conflicto" como en Transnistria, la región separatista moldava, con el despliegue de fuerzas de pacificación entre los bandos contendientes.

Dejando a un lado los movimientos diplomáticos sobre una guerra que estalló hace ya nueve meses, en el Este ucraniano no cesan los combates, con un constante goteo de víctimas civiles y combatientes. Los prorrusos han logrado grandes avances en las últimas semanas y han estrechado el cerco sobre la estratégica ciudad de Debáltsevo, en la región de Donetsk, que es ahora el epicentro de los combates más cruentos.

Aunque unos 3.000 civiles ya han podido abandonar Debáltsevo, el viceministro de Defensa de los separatistas de Donetsk, Eduard Basurin, informó de que los rebeldes y el Gobierno de Kiev han llegado a un acuerdo para evacuar a la población de forma segura. "Se van a poner autobuses en los que los civiles podrán viajar hasta Górlovka o Artiomovsk. La gente podrá elegir a qué territorio ir. La parte ucraniana aceptó esto por primera vez", aseveró.

Más noticias de Internacional