Público
Público

EEUU no encuentra relación entre Wikileaks y el acusado de las filtraciones

Manning es el principal sospechoso por las primeras filtraciones a Wikileaks y la gran baza de EEUU para acabar con Assange

PÚBLICO.ES

La cruzada emprendida por Estados Unidos y varios gobiernos contra Wikileaks y su fundador, Julian Assange, sigue sin dar sus frutos.

Ahora, la principal pata sobre la que se sustenta el acoso y derribo contra Assange, parece que se cae.

Según informa la cadena NBC, que cita fuentes militares, el Ejército de Estados Unidos no ha encontrado relación directa entre el principal sospechoso de la primera gran filtración y Assange.

Los investigadores saben que Bradley Manning descargó decenas de miles de documentos secretos en su propio ordenador y que se los entregó a alguien no autorizado, pero no han podido probar que esta persona fuera Julian Assange o alguien relacionado directamente con él.

Manning fue detenido en junio del año pasado, 'vendido' por un ex pirata informático

Según recuerda la televisión estadounidense, el propio Assange negó el pasado mes que Manning fuera el autor de la masiva filtración de documentos secretos. 'No es así como funcionamos', aseveró.

Manning, de 22 años, fue detenido en Kuwait junio del año pasado. Adrian Lamo, un ex pirata informático, fue el que supuestamente entregó a Manning. Según Lamo, Manning dijo cosas como: 'Hillary Clinton y miles de diplomáticos en todo el mundo van a sufrir un ataque al corazón cuando se despierten una mañana y descubran que un repositorio completo de documentos clasificados sobre política internacional está disponible al público'.

Presuntamente, Manning fue el autor de las primeras grandes filtraciones a Wikileaks, entre las que se encuentran el vídeo en el que se podía ver el asesinato de civiles en Bagdad en el año 2007 y más de 200.000 cables diplomáticos sobre la guerra de Afganistán.

Más noticias de Internacional