Público
Público

Egipto y Rusia apuntan a que el avión de EgyptAir sufrió un atentado

EgyptAir confirma el hallazgo de restos del avión en el mar. El aparato desapareció de los radares al poco de entrar en el espacio aéreo egipcio. Viajaban 66 personas a bordo. 

Un avión Airbus A330 de la aerolínea Egyptair aterriza en el aeropuerto Roissy-Charles de Gaulle cerca de París. - EFE

AGENCIAS

MADRID.- Egipto y Rusia ya hablan de atentado. Aunque la principal hipótesis sobre la desaparición del avión de EgyptAir que viajaba de París a El Cairo con 66 personas a bordo es que el aparato habría caído al mar, el jefe del Servicio Federal de Seguridad ruso (FSB, antiguo KGB), Alexandr Bórtnikov, comenta abiertamente la posibilidad de un ataque terrorista.  "Por todo lo visto, se trata de un atentado terrorista que le costó la vida a 66 personas de diversos países", ha declarado Bórtnikov a la prensa en Minsk. El jefe del FSB ha hecho un llamamiento a "todas partes interesadas, incluidos los socios de Europa, a tomar conjuntamente medidas para establecer a las personas involucradas en este ataque".

Las autoridades egipcias tampoco lo han descartado. Sharif Fathi, ministro de Aviación de Egipto, ve más probable la tesis de un atentado que la de un fallo técnico. Preguntado por los motivos que le empujan a hacer esta afirmación, Fathi ha indicado que lo ha comentado en base a su "experiencia", aunque también ha dejado que de momento sólo se trata de "conjeturas y posibles escenarios". El ministro también ha insistido en que hasta que no se halle el avión, técnicamente el aparato continúa desaparecido.

Precisamente, fuentes del Gobierno griego han anunciado que uno de sus barcos ha encontrado dos piezas de plástico de grandes dimensiones y dos chalecos salvavidas flotando al sur de la isla de Creta. Los posibles restos del avión fueron hallados en la zona donde se había lanzado la pasada madrugada la operación de búsqueda.

El avión despareció de los radares cuando hacía la ruta de París a El Cairo. REUTERS

El aparato, un Airbus A320 que se había fabricado en 2003 y desde su entrada en servicio había acumulado unas 48.000 horas de vuelo, se encontraba entre 10 y 15 millas dentro del espacio aéreo egipcio cuando descendió desde unos 37.000 a unos 15.000 pies y se perdió de los radares sobre las 00.45 horas GMT. Según el ministro de Defensa griego, Panos Kamenos, la nave dio un giro primero de 90 grados hacia la izquierda y de 360 grados en el sentido inverso justo después de salir del espacio aéreo de Grecia.

Tras varias horas dado por desaparecido, el presidente francés, François Hollande, anunció que el Airbus se había estrellado. El mandatario galo no descartó ninguna hipótesis, incluida la terrorista. En el avión viajaban 30 egipcios y 15 franceses, entre otras nacionalidades. De sus ocupantes, 56 eran pasajeros, siete, tripulantes y tres agentes de seguridad.

Las autoridades griegas han informado que habían encontrado restos azules y blancos, los colores de EgyptAir, como parte de su búsqueda del avión desaparecido de la compañía. Ehab Badawy, enviado de Egipto a París no ha confirmado que se traten de los restos del avión desaparecido, pero ha explicado que sería razonable pensar que si lo son.

La compañía ha confirmado la información ofrecida por El Cairo sobre el hallazgo de los restos en el mar del avión desaparecido.

El pasado 31 de octubre, un Airbus A321 de la compañía rusa MetroJet (Kogalymavia) se estrelló en la península egipcia del Sinaí con 224 personas a bordo, tras registrarse una explosión en su interior, que fue reivindicada por la rama egipcia del grupo terrorista Estado Islámico (EI). Dicho siniestro llevó a varios países a imponer restricciones de vuelo con el país norteafricano por motivos de seguridad, como Rusia, que prohibió volar en su territorio a la aerolínea Egyptair.

Más noticias de Internacional