Público
Público

GUERRA RUSIA - UCRANIA Rusia ordena una ofensiva total y Ucrania asegura que Moscú quiere llevar el diálogo a un callejón sin salida

El Gobierno de Putin acusa a Kiev de negarse a participar en la mesa de negociaciones con el Kremlin, algo que el Ejecutivo ucraniano ha desmentido. Una veintena de policías del Grupo Especial de Operaciones (GEO) ha llegado a la frontera de Polonia con Ucrania para asegurar el paso de dos convoyes con ciudadanos españoles.

Mapa
Mapa sobre los bombardeos y avances de Rusia en territorio ucraniano. / JUAN ECHANOVE

La mezcla de tensión, incertidumbre y miedo se incrementa en Ucrania. El Ministerio de Defensa ruso ha anunciado este sábado que ha ordenado a sus tropas un incremento de los ataques. "Después de que la parte ucraniana rechazara el proceso de conversaciones, hoy se le dio a todas las unidades la orden de iniciar la ofensiva en todas las direcciones en correspondencia con el plan de la operación", declaró en rueda de prensa el portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, Ígor Konashénkov.

El militar señaló  que el viernes, "tras las declaraciones del régimen de Kíev sobre su disposición al diálogo se detuvieron las acciones de combate en las principales direcciones de la operación", pero, ahora, la operación se ha reanudado. Konashenkov destacó además el avance de las milicias separatistas de Donetsk y Lugansk, que tomaron nuevos pueblos con ayuda del Ejército ruso en la dirección de Rubézhnoye.

Por su parte, el Gobierno de Ucrania acusó Rusia de querer llevar unas eventuales negociaciones para detener la guerra a un "callejón sin salida antes de que empiecen", al afirmar falsamente que Kiev se niega a sentarse a la mesa para dialogar y poner condiciones a las conversaciones.

"Sus comentarios de que supuestamente nos negamos a negociar son solo parte de sus tácticas. Están tratando de llevar las negociaciones a un callejón sin salida incluso antes de que comiencen", afirmó hoy el asesor del jefe de la Oficina de la Presidencia ucraniana, Mykhailo Podoliak.

Este mismo sábado, el Gobierno ucraniano cifró en al menos 198 los muertos a causa de los ataques lanzados por las fuerzas rusas. Entre ellos hay tres niños, explicó el ministro de Sanidad de Ucrania, Víktor Liashkó.

Soldados ucranianos, este sábado en la base militar de Vasylkiv, en la región de Kiev.
Soldados ucranianos, este sábado en la base militar de Vasylkiv, en la región de Kiev.

El Gobierno de ese país ha contabilizado además 1.115 heridos, "33 de los cuales son menores de edad", afirmó Liashkó en su cuenta de Facebook. El ministro de Sanidad denuncio que las tropas rusas, a las que calificó de terroristas, han "disparado deliberadamente contra ambulancias", y sugirió la entrega de chalecos antibalas al personal médico.

En ese contexto, al menos 35 personas resultaron heridas la pasada madrugada en Kiev, incluyendo dos niños, según el balance de toda la ciudad hecha por su alcalde, Vitali Klistchko, quien informó también de que un misil ruso impactó contra un edificio de apartamentos en el oeste de la urbe.

Asimismo, Klistchko ha negado mediante un comunicado de su gabinete municipal la presencia de tropas regulares rusas en la ciudad tras una noche de intensos combates e intentos del Ejército ruso de controlar la capital de Ucrania.

"El Ejército, la Policía y la Guardia Nacional, las Unidades de Defensa Territorial y el cuerpo de voluntarios defienden la ciudad", aseguró el alcalde, tras señalar que se están instalando barricadas en varias calles de la ciudad, lo cual podría obstaculizar el movimiento del transporte. 

Avance sobre Kiev

En las últimas horas, las fuerzas rusas han continuado su avance sobre Kiev y la mayor parte de sus fuerzas están ahora a unos 30 kilómetros del centro de la ciudad, señaló este sábado el Ministerio británico de Defensa sobre su información de inteligencia.

En su cuenta de Twitter, el Ministerio agrega que Rusia no tiene el control del espacio aéreo sobre Ucrania, "lo que reduce en gran medida la efectividad de la Fuerza Aérea Rusa". "Las Fuerzas Armadas de Ucrania siguen ofreciendo una firme resistencia en todo el país. Es probable que las bajas rusas sean numerosas y mayores de lo anticipado o reconocido por el Kremlin", precisa la nota de Defensa.

Por su parte, el Gobierno alemán informó en un comunicado de su decisión de enviar "cuanto antes" a Ucrania mil armas antitanque y 500 misiles de defensa antiaérea Stinger pertenecientes a las fuerzas armadas alemanas para apoyar a las tropas ucranianas. "La agresión rusa contra Ucrania marca un cambio de era. Amenaza todo nuestro orden de posguerra. En esta situación, es nuestra obligación apoyar a Ucrania en la medida de nuestras posibilidades en la defensa contra el ejército invasor de Vladímir Putin", declaro el canciller, Olaf Scholz.

Adhesión a la UE

En medio de esta situación, el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, negó que tenga previsto abandonar el país. "Ahora, en la red ha aparecido mucha información falsa sobre el hecho de que yo he pedido al ejército entregar las armas y que se está produciendo una evacuación. Yo estoy aquí y no estamos entregando ningún arma", afirmó.

El mandatario pidió este sábado a la Unión Europea (UE) decidir ya sobre la adhesión de Ucrania al club comunitario. "Es un momento para cerrar la larga discusión de una vez por todas y decidir sobre la membresía de Ucrania en la UE", escribió Zelenski en un tuit tras hablar por teléfono este sábado con el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en lo que describió como "nuevo día en el frente diplomático".

Convoyes con ciudadanos españoles

En ese contexto, una veintena de policías del Grupo Especial de Operaciones (GEO) ha llegado a la frontera de Polonia con Ucrania para asegurar el paso de los dos convoyes con ciudadanos españoles que abandonaron voluntariamente el país al inicio de la guerra con Rusia, entre los que viaja la embajadora española en Ucrania.

Fuentes del Ministerio del Interior han informado a EFE de la llegada a la frontera de este equipo de apoyo, que se sumará a los GEO que están escoltando los dos convoyes, que "siguen avanzando" aunque lentamente "debido al gran número de vehículos que tratan de abandonar el país".

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, ha informado este sábado en un acto que el primer convoy, con 52 personas, está "a punto de cruzar la frontera" de Ucrania con Polonia, y el segundo, con algo más de 90 personas, entre ellas la embajadora de España en Ucrania y los últimos miembros que quedaban del personal diplomático, está aún a medio camino.

Más noticias de Internacional