Público
Público

Elecciones EEUU Trump pierde la batalla judicial en Michigan y Georgia mientras avanza el escrutinio en los últimos cinco Estados

Dos tribunales rechazan que se paralice el recuento de votos en esos estados. Joen Biden cuenta ya con 253 votos electorales y si gana en los estados de Arizona y Nevada obtendría la mayoría necesaria para ser el nuevo presidente de EEUU.

Un ciudadano porta carteles contra el todavía presidente de EEUU, Donald Trump, cerca de la Casa Blanca (Washington).
Un ciudadano porta carteles contra el todavía presidente de EEUU, Donald Trump, cerca de la Casa Blanca (Washington). Michael Reynolds / EFE

AGENCIAS / PÚBLICO

La campaña de reelección del presidente de EE.UU., Donald Trump, fracasó este jueves en su intento de que los tribunales detuvieran el escrutinio en el estado clave de Michigan y revisaran parte de las papeletas.

Esta es la segunda demanda que ha perdido la campaña de Trump en sus intentos de desafiar el escrutinio en varios estados clave, después de que un juez de Georgia desestimara este jueves su petición de localizar e invalidar posibles sufragios emitidos fuera de plazo.

En cambio, el equipo del presidente sí ha ganado una querella en Pensilvania, donde ha conseguido ampliar su acceso a los lugares de escrutinio de votos, pero sin frenar el cómputo ni invalidar ninguna papeleta.

El equipo del presidente sí ha ganado una querella en Pensilvania, donde ha conseguido ampliar su acceso a los lugares de escrutinio de votos

En Michigan, donde las proyecciones de varios medios de comunicación dieron este miércoles al demócrata Joe Biden como ganador de las elecciones, la campaña de Trump buscaba mejorar el tipo de acceso que se garantizaba a los observadores de su equipo a los lugares de escrutinio.

La demanda también pedía "revisar aquellas papeletas abiertas y contadas mientras" la campaña no tenía ese acceso, explicó este miércoles el jefe de campaña de Trump, Bill Stepien.

Durante una audiencia este jueves sobre el caso, una juez de la Corte de Reclamos de Michigan, Cynthia Stephens, adelantó que descartaría la petición de la campaña de Trump. "La declaración que tenemos (para cuestionar las normas del escrutinio) está basada en rumores", afirmó Stephens.

Con el 98 % escrutado en Michigan, Biden acumula el 50,6 % de los votos en ese estado, frente al 47,8 % de Trump

Además, la juez recordó que el escrutinio prácticamente ha terminado en Michigan, por lo que la demanda llegaba demasiado tarde, y que los responsables de garantizar acceso a observadores son funcionarios electorales locales, que no estaban mencionados en la demanda de la campaña de Trump.

Con el 98 % escrutado en Michigan, Biden acumula el 50,6 % de los votos en ese estado, frente al 47,8 % de Trump, que en 2016 se impuso en ese territorio por un estrecho margen.

Además de las querellas de la campaña de Trump, varios estadounidenses también han interpuesto demandas a nivel individual en el país, como en Minesota, donde un grupo de votantes pidió que no computaran las papeletas que habían llegado después de la jornada electoral y un juez rechazó esa solicitud.

La campaña de Biden, esperanzada

Mientras, la campaña del candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, se ha mostrado este jueves esperanzada y a la espera del recuento total de los votos que quedan pendientes en seis estados del país y que considera que darán la victoria al que fuera 'número dos' del expresidente Barack Obama.

En una rueda de prensa este jueves, la jefa de campaña de Biden, Jennifer O'Malley Dillon, ha pedido paciencia a la ciudadanía mientras los resultados se siguen actualizando, si bien ha expresado que el transcurso de los hechos se está tornando "positivo" para el candidato del Partido Demócrata.

La jefa de campaña de Biden: "Estamos seguros de que Biden va a ser el próximo presidente de Estados Unidos"

No obstante, ha explicado que el recuento de votos "aún llevará tiempo" y ha reiterado la importancia de "mantener la calma" por el momento y hasta que se conozcan los resultados definitivos. "Estamos seguros de que Biden va a ser el próximo presidente de Estados Unidos", ha dicho, según informaciones de la cadena de televisión CNN.

Tal y como ha aseverado, lo más probable es que el recuento se alargue hasta el viernes. "Podemos decir también que estamos seguros de que el recuento seguirá hoy y durará hasta mañana para proclamar un vencedor en los estados que quedan", ha aseverado antes de insistir en que esto "permitirá (a Biden) obtener más de 270" votos electorales y, por ende, hacerse con la Presidencia.

Pendientes de Arizona, Georgia y Nevada

En el caso de Arizona, donde algunas proyecciones ya sitúan a Biden como ganador, Dillon ha confirmado que la campaña cree que "ganarán el estado por miles de votos". Por el momento, no obstante, Biden sigue a la cabeza con poco menos de 2,5 puntos porcentuales respecto al actual presidente, Donald Trump, un margen que la campaña espera que "aumente".

"Creemos que en este estado la carrera será ajustada pero aún quedan condados tradicionalmente demócratas por escrutar", ha explicado. En caso de hacerse con Arizona, Biden solo necesitaría Nevada --donde también va a la cabeza por el momento-- para ganar las elecciones.

Según la última actualización de la citada cadena, Biden ha aumentado su ventaja sobre Trump en Nevada, donde ahora cuenta con unos 11.000 votos más que Trump. Actualmente Trump cuenta con el 48,5 por ciento de los votos frente al 49,5 por ciento de Biden.

Este mismo jueves, las autoridades del condado de Clark, en Nevada, han informado de que se están preparando para contar unos 51.000 votos, si bien los datos serán actualizados el viernes.

El estado de Georgia podría ser de gran importancia si Biden no logra hacerse con Nevada y Arizona

Por su parte, el estado de Georgia podría ser de gran importancia si Biden no logra hacerse con Nevada y Arizona. Tal y como indican los últimos datos recabados, el exvicepresidente estaría recortando al distancia que le separa de Trump en dicho territorio, donde por el momento el actual inquilino de la Casa Blanca cuenta con el 49,5 por ciento de las papeletas frente al 49,2 por ciento obtenido por Biden.

Esto supone una diferencia de 13.540 votos entre los dos candidatos, si bien aún hay 50.401 papeletas sin recontar. Todos los pronósticos indican que el voto por correo beneficiaría al candidato demócrata, lo que podría implicar Biden se haga con el estado una vez se finalice el recuento. Es por ello, además, que la campaña de Trump ha presentado un recurso en el estado para frenar el escrutinio, que no ha prosperado.

En Pensilvania, donde Trump lleva la delantera por menos de dos puntos porcentuales, podrían conocerse los resultados antes de que finalice la jornada, según la secretaria de Estado, Kathy Boockvar. "Definitivamente podría ser así", ha afirmado en declaraciones a la prensa.

Así, ha detallado que hay unos 550.000 votos pendientes de ser contados a lo largo de este jueves. "He estado diciendo que lograremos tener la gran mayoría de los datos actualizados para este viernes, pero parece que eso igual sucede hoy", ha dicho.

Más de 305.000 papeletas procesadas en un día

El Servicio Postal de Estados Unidos ha anunciado, además, que ha procesado más de 305.000 papeletas en el último día, después de que un juez federal ordenara revisar varias de sus instalaciones en busca de papeletas que se hubiesen enviado antes de la fecha electoral o el propio día de las elecciones.
Según los datos presentados ante un tribunal, Correos habría procesado y enviado un total de 305.184 votos justo el día después de los comicios --todos ellos fechados con anterioridad--.

Un 3,8 por ciento de estos votos (11.676) han sido procesados en estados cuyas papeletas no son aceptadas si llegan después de las elecciones. La mayoría de estos votos han sido procesados en el estado de California, donde las papeletas son válidas si están fechadas antes del 4 de noviembre y llegan antes del día 20 del mismo mes.

Más noticias de Internacional