Público
Público
Únete a nosotros

Elecciones locales en Reino Unido Los comicios locales de Reino Unido debilitan al bipartidismo y dan más presencia a los partidos antibrexit

Los votantes castigan a conservadores y laboristas por el bloqueo en el que ambos mantienen el brexit. El partido de Theresa May pierde 1.334 concejales, el Liberal Demócrata y el Verde, partidarios de un segundo referéndum, son los grandes vencedores.

Publicidad
Media: 3.80
Votos: 5

Jeremy Corbyn en Sale, Manchester. REUTERS/Phil Noble

Iban a ser las primeras elecciones en territorio británico con Reino Unido fuera de la UE, pero con el brexit retrasado hasta el 31 de octubre y el Parlamento sin alcanzar un acuerdo sobre el tema, los comicios locales que se han celebrado a finales de esta semana en Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte han acabado siendo los primeros en los que los ciudadanos han podido responder en las urnas a tanto caos e incertidumbre sobre el brexit; y sus mayores responsables, conservadores y laboristas, han pagado las consecuencias. Como indicaba el experto en política John Curtice a BBC: "El sistema bipartidista nunca se ha visto tan débil".

A falta de conocerse los resultados finales en Gales e Irlanda del Norte, donde no parece que los vayan a ser muy distintos, en Inglaterra el gran batacazo se lo ha pegado el partido de Theresa May que, aunque sigue siendo el que cuenta con mayor representación (3.562 concejales) ha perdido 1.334 concejales y 44 ayuntamientos (mantiene 93), algunos de ellos grandes feudos conservadores.

El partido Laborista ha aguantado mejor los comicios, aunque con sufrimiento: ha perdido 82 concejales y se queda con 2.023. Además, pierde seis ayuntamientos y resiste en otros 60.

El partido Liberal Demócrata, en cambio, gana 703 concejales y se queda con 1.350 además de sumar diez ayuntamientos a los ocho que ya tenía, mientras que el Partido Verde gana 194 hasta sumar 265. Otras formaciones más pequeñas que han crecido como nunca hasta sumar 662 nuevos y alcanzar los 1.179 concejales.

Aparte de conservadores y laboristas, los únicos que pierden representación son los probrexit del UKIP, que dicen adiós a 145 concejales y se quedan con apenas 31.

¿A qué se debe el golpe al bipartidismo?

Aunque poco tiene que ver la política municipal con el brexit, sus candidatos han sido los que han acabado pagando el pato porque este tema es el que ha desequilibrado las balanzas. 

Tan evidente es la cosa que conservadores y laboristas han reconocido que el punto muerto en el que ambos partidos mantienen la situación ha sido el causante de sus malos resultados; para los conservadores son los peores que logran en unas elecciones locales en los últimos 24 años.

Una de las víctimas es Tim Warren, el Tori que hasta ahora estaba al frente del distrito de Bath y North East Somerset y que no ha dudado en asegurar que a los concejales se les ha dado "una patada por algo que no fue nuestra culpa".

May considera que lo que los electores piden a los miembros del Parlamento den luz verde de una vez a la salida de la UE

Theresa May insiste en ver estos resultados con el filtro que más le interesa y considera que lo que los electores están pidiendo es que los miembros del Parlamento den luz verde de una vez a la salida de la UE.

Y ahí está Jeremy Corbyn diciendo que el mensaje que los miembros del parlamento deben captar “muy, muy claro” es que “hay que alcanzar un acuerdo” sobre el brexit con los conservadores.

Pero ahí están los hechos: los Liberal Demócratas y los Verdes son los que más crecen, dos partidos que se han posicionado claramente a favor de permanecer en la UE y de un segundo referéndum.

En el caso de los primeros, se han impuesto incluso en ayuntamientos de Essex, donde en el referéndum votaron mayoritariamente por abandonar la UE. En cuanto al Partido Verde, hay una lectura más: el ‘efecto Extinction Rebellion”. Su, Jonathan Bartley, decía a BBC que no tiene “ninguna duda” de que el movimiento ciudadano que ha devuelto la preocupación sobre los efectos del cambio climático a las calles, a las portadas de los periódicos y lo ha puesto sobre la mesa de los políticos, ha contribuido al éxito de su partido.

¿Qué supone este resultado para los conservadores?

La imagen de un exconcejal conservador interrumpiendo a Theresa May el viernes durante un acto al grito de "¿por qué no renuncias? No te queremos" antes de que le acompañaran a abandonar la sala es el reflejo de lo que muchos piensan hoy dentro de su partido. Tan clara es la ecuación ‘causa-efecto’ personalizada en la Primera Ministra que no son pocos los que se han pronunciado sobre la necesidad de que Theresa May presente su dimisión.

Por si el partido no estaba ya suficientemente dividido, hoy lo está aún más. Uno de los pocos conservadores que tiene algo que celebrar, Mike Bird, que le ha arrebatado el distrito de Walsall a los laboristas, ha dicho que si lo han logrado ha sido "a pesar de la primera ministra" que "no nos ha ayudado en absoluto".

¿Qué supone este resultado para los laboristas?

Aunque diez veces ‘menos malo’ que para los conservadores, para ellos el de estas elecciones también es un mal resultado, más aún teniendo en cuenta que creían que sumarían en vez de restar. Refleja que, como principal partido de la oposición, no han sabido aprovechar la división interna de los conservadores y el descontento de sus votantes. Además de la factura que puede haberles pasado el haberse sentado a intentar negociar con el gobierno un acuerdo de salida de la Unión Europea.

Así que habrá que ver si son capaces de responder al toque de atención que le han dado los electores y que podría indicar que, en caso de unas elecciones generales, los resultados quizá no fueran tan positivos como ellos esperaban y como indican algunas encuestas.

Cierto que no son lo mismo unas elecciones locales que unas a nivel nacional pero ahí está la proyección que ha hecho la BBC sobre cómo serían esos resultados extrapolados a unos comicios generales: laboristas y conservadores quedarían empatados con un 28% de los votos.

Y ojo porque las elecciones que sí que están ya llamando a la puerta de unos y son las del parlamento europeo; el propio Ministro del Interior, Sajid Javid ha reconocido que para ellos ahora suponen un reto aun mayor.