Público
Público

Elecciones de Venezuela Venezuela recrimina a la UE que se negara a supervisar las elecciones por incurrir en "prejuicios inducidos"

Izquierda Unida ha preguntado al Gobierno sobre "sus verdaderas razones" para no reconocer el resultado de las elecciones en Venezuela.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Imagen de archivo de Nicolás Maduro/EFE

El Gobierno de Venezuela ha condenado "categóricamente" el comunicado de rechazo de la UE a las últimas elecciones presidenciales y ha lamentado que el bloque europeo haya incurrido en "prejuicios inducidos" y "señalamientos infundados" tras rechazar una oferta para enviar observadores al país sudamericano.

La Alta Representante de Exteriores y Política de Seguridad de la UE, Federica Mogherini, consideró el martes en un comunicado que las elecciones presidenciales en Venezuela no cumplieron con las garantías necesarias, por lo que deslizó la posibilidad de adoptar "medidas adecuadas" como gesto de rechazo.

El Ministerio de Exteriores venezolano ha respondido en otra nota para instar a la UE a mantener el "apego indispensable" al Derecho Internacional, al principio de no intervención y a la "libre determinación" de los pueblos, en aras de una "relación respetuosa" que Caracas ha puesto en duda tras las últimas declaraciones.

Así, el Gobierno de Venezuela ha calificado como "exitoso" el proceso electoral en el que el presidente Nicolás Maduro se ha asegurado un nuevo mandato y lo ha descrito como "un acto soberano y valiente" frente a "las amenazas sistemáticas e inéditas presiones externas".

"Cabe recordar que la Alta Representante de la Unión Europea recibió con suficiente antelación una invitación por parte de la Presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena, para contar con la participación de una Misión de Observación Electoral de la UE durante el proceso", ha defendido el Ministerio de Exteriores venezolano.

En lugar de aceptar dicha invitación, Caracas considera que Bruselas ha optado por "incurrir en prejuicios inducidos y emitir señalamientos infundados", si bien ha estimado que estas apreciaciones "en nada deslucen" el visto bueno dado por "más de 300 invitados" de 56 países al reciente proceso electoral.

IU ha preguntado al Gobierno sus razones para no reconocer los resultados

IU ha remitido sendas baterías de preguntas al Gobierno, en el Congreso y el Senado, en las que quiere saber "sus verdaderas razones" para no reconocer el resultado de las elecciones en Venezuela, celebradas el pasado domingo, y si lo hace sólo por "criterios ideológicos".

El diputado Miguel Ángel Bustamante y la senadora Vanessa Angustia recuerdan que el Ejecutivo sí reconoció la legitimidad de los recientes comicios en Honduras y Paraguay "a pesar de la estrecha diferencia entre los resultados de las dos principales candidaturas y de las denuncias de fraude electoral".

Añaden que la cita contó con un Plan de Acompañamiento Internacional, con más de 2.000 observadores internacionales, que coincidieron en reconocer la validez y la transparencia del proceso electoral y apelaron al respeto y la aceptación de los resultados.

Inciden en que el Gobierno de Mariano Rajoy "puso en entredicho" las elecciones presidenciales de Venezuela antes, incluso, de llevarse a cabo, "dudando de que fuesen libres y democráticas, y anticipando que no reconocería el resultados de los comicios". 

EEUU moviliza a sus socios regionales 

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, ha revelado este miércoles que la Casa Blanca "está movilizando a sus socios regionales" para aumentar la presión sobre el Gobierno de Nicolás Maduro y propiciar el cambio político en Venezuela.

El nuevo jefe de la diplomacia norteamericana ha ratificado en una audiencia ante la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes el compromiso de la Administración de Donald Trump para restaurar la democracia en la nación caribeña.

Washington ha impuesto nuevas sanciones contra funcionarios y empresas de Venezuela vinculados a la cúpula del Palacio de Miraflores. Caracas, que considera estas medidas punitivas un crimen de lesa humanidad, ha respondido expulsando al encargado de negocios y al el ministro consejero de la Embajada, Todd Robinson y Brian Naranjos, respectivamente.