Público
Público

Un enfermero alemán, sospechoso de haber matado a 84 pacientes

Niels H. ya fue condenado a cadena perpetua por la muerte de dos personas y el intento de asesinato de otras tres.

El exnfermero Niels H. durante una sesión de su juicio en Oldenburg. - REUTERS

AGENCIAS

Un enfermero alemán condenado a cadena perpetua por la muerte de dos pacientes, el intento de asesinato de otros tres y un caso de lesiones graves, podría ser el responsable del asesinato de 84 personas más. 

El hombre, de 40 años e identificado por la prensa local como Niels H., fue condenado en Oldenburg, una ciudad localizada en el norte de Alemania, y en audiencias pasadas admitió haber puesto inyecciones con dosis letales de forma intencionada en dos clínicas a 90 pacientes y después haber intentado revivirlos para hacerse el héroe, según ha informado la cadena alemana NDR. Se estimaba que el enfermero podría ser el responsable de más de 30 asesinatos, pero ahora la Policía alemana ha elevado la cifra a 84 y teme que la cifra pueda ser aún mayor.

Los investigadores del caso han exhumado un total de 134 cadáveres con el fin de detectar si los cuerpos presentaban restos de medicamentos con los que el exenfermero causaba primero un fallo cardiaco o un colapso circulatorio. Los agentes han relacionado a Niels H. con otras 84 víctimas tras encontrar vínculos entre los restos mortales exhumados y el enfermero, según ha explicado la Policía. El jefe de Policía de Oldenburg, Johann Kuehme, ha manifestado en declaraciones a NDR que el número de víctimas podría ser mayor, dado que algunos de los fallecidos habían sido incinerados, lo que ha imposibilitado las labores de autopsia pertinentes.

Los hechos se produjeron entre los años 2003 y 2005 en dos clínicas, en las ciudades de Delmenhorst y Oldenburgo, en el noroeste del país, en las que el exenfermero habría utilizado un total de cinco medicamentos distintos. Dos antiguos médicos jefe y el responsable de la unidad de cuidados intensivos de Delmenhorst están acusados de homicidio por omisión.

En tanto, en la clínica de Oldenburgo continúan las investigaciones para determinar la posible corresponsabilidad del personal hospitalario en la muerte de muchos de los pacientes, para lo cual es necesario primero establecer de qué muertes se está hablando y las circunstancias de las mismas, según ha indicado el fiscal de la ciudad, Thomas Sander. El presidente de la policía, por su parte, se ha mostrado convencido de que "los asesinatos se podrían haber evitado". La comisión especial concluirá su trabajo el próximo día 31 tras 34 meses de investigaciones, aunque con ello el caso todavía no quedará cerrado.

Más noticias de Internacional