Público
Público

Escocia plantea un segundo referéndum de independencia y anuncia contactos con la UE

Al conocer la victoria del Brexit, numerosos escoceses se manifestaron ante el Parlamento de Edimburgo y en Glasgow para mostrar su desagrado con el resultado y protestar contra "el torrente de racismo" que se desató en la campaña del plebiscito.

Nicola Sturgeon, ministra principal de Escocia. REUTERS/Russell Cheyne

AGENCIAS

LONDRES.- La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, ha anunciado que la opción de convocar un segundo referéndum de independencia "está muy presente y sobre la mesa" tras el resultado del referéndum para la salida de Reino Unido de la UE del pasado jueves.

Además, Sturgeon ha anunciado la apertura de contactos "inmediatos" del Gobierno escocés con las instituciones comunitarias "para mantener el lugar de Escocia en la UE".

Por otra parte, ha informado de la creación de una Comisión Asesora de Expertos para aconsejar al Gobierno de Edimburgo sobre las opciones que tiene a nivel legal, económico y diplomático.

Sturgeon se ha referido asimismo a los ciudadanos de la UE que viven en Reino Unido. "Los ciudadanos de la UE son bienvenidos aquí", ha apostillado. En ese sentido, invitará a los cónsules generales de todos los países de la UE a una reunión en Bute House para transmitirles lo mucho que Escocia valora su contribución a la sociedad, economía y cultura escocesas.

Al conocer la victoria del Brexit, numerosos escoceses se manifestaron anoche ante el Parlamento de Edimburgo y en Glasgow para mostrar su desagrado con el resultado y protestar contra "el torrente de racismo" que se desató en la campaña del referéndum, después de que los euroescépticos centraran sus argumentos en el supuesto exceso de inmigración.

El 18 de septiembre de 2014 los residentes en Escocia votaron por 55 a 45 por ciento a favor de la permanencia en Reino Unido, pero desde entonces el Partido Nacinoalista Escocés (SNP) de Sturgeon ha logrado una rotunda victoria en las elecciones al Parlamento de Londres y mantiene un gobierno estable y con mayoría absoluta en Edimburgo.

La ministra principal insistió en que el Ejecutivo del Partido Nacionalista Escocés (SNP), que gobierna en mayoría, procederá de manera "estable y eficaz" para "proteger decisivamente los intereses" de la nación histórica.

Se comprometió también a trabajar duro para asegurar que Escocia sigue siendo "un lugar atractivo para los negocios".

Tras conocer el resultado del plebiscito sobre la UE, Sturgeon dijo ayer que un nuevo referéndum de independencia es "altamente probable".

"Tal como están las cosas, Escocia afronta la perspectiva de ser sacada de la UE contra su voluntad. Considero que eso es democráticamente inaceptable", declaró.

Los británicos votaron el jueves mayoritariamente a favor de abandonar la Unión Europea, en contraste con el voto escocés, en el que un 62 % votó a favor de la permanencia frente al 38 % que apoyó dejar el bloque.

El Gobierno del SNP, liderado entonces por Alex Salmond, convocó un primer referendo de secesión el 18 de septiembre de 2014, que perdieron los independentistas con un 45 % de los votos, frente al 55 % que apoyó la unidad con el Reino Unido.

El periódico escocés Daily Record, que en 2014 apoyó la unión, defendió en su edición de hoy la posibilidad de celebrar un segundo referéndum sobre la relación de Escocia con el Reino Unido.