Público
Público

Estados Unidos Trump, sobre la mujer del espía que mató a un joven al circular por el carril contrario: "Esas cosas pasan" 

El presidente norteamericano ha definido el suceso como “un accidente” y ha confirmado que la mujer goza de inmunidad diplomática. Una fotografía a una nota que llevaba con él confirma que no regresara Reino Unido para enfrentarse a la justicia como reclaman la familia de la víctima y el gobierno británico.

El presidente estadounidense, Donanld Trump, en la Casa Blanca. / REUTERS - ERIN SCOTT

El asunto está tan presente en los medios británicos y la opinión pública que Boris Johnson se ha visto obligado a decir que hablaría personalmente con Donald Trump de  Anne Sacoola, la mujer de un espía estadounidenses destinado en Reino Unido que circulaba en sentido contrario cuando su vehículo se chocó contra la moto de Harry Dunn, de19 años que murió poco después en el hospital. La mujer, que gozaba de inmunidad diplomática y se había comprometido a colaborar con la Policía, abandonó el país junto a su familia sin dejar rastro.

Downing Street ha confirmado que efectivamente el primer ministro británico llegó a hablar con la Casa Blanca para pedirle a su homólogo norteamericano y amigo que reconsiderara la decisión de mantener la inmunidad diplomática a la señora Sacoolas, pero el presidente estadounidense ha dejado claro públicamente que la respuesta que Johnson recibió fue un ‘no’. El miércoles Trump estaba prevenido de que algún periodista podría sacar el tema durante una ronda de preguntas que se iba celebrar en el despacho oval y sus asesores no se equivocaron.

El presidente norteamericano, que calificó lo ocurrido como “un accidente”, confirmó que “la mujer conducía por el lado equivocado de la carretera” y añadió: “Puede pasar, porque es el lado contrario. Cuando estás acostumbrado a conducir a nuestra manera y de repente tienes que hacerlo con el otro sistema, esas cosas pasan”. Trump apuntó: “Hay que tener cuidado”. Provocando así las sonrisas de algunos de los presentes, Trump insistió: “No diré que me haya pasado a mí, pero pasa”.

Los padres de Harry Dunn se habían mostrado dispuestos a viajar a Washington para reunirse con él confiando en lograr así lo que el ministro de Asuntos Exteriores británico, Dominic Raab, ya había solicitado, primero al embajador de Estados Unidos en Londres y después al secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo: que las autoridades estadounidenses retiraran la inmunidad diplomática a la mujer para que pudiera declarar ante la Justicia británica.

Hoy saben que eso no ocurrirá. Trump lo confirmó ayer: ”Un joven ha muerto y la persona que conducía el coche tiene inmunidad diplomática” y dejó claro qué es lo que su administración va a hacer al respeto: “Hablaremos con ella en breve y veremos si podemos hacer algo para que se encuentren en algún punto”. Por si quedaban dudas, repitió: “Fue un accidente”. En declaraciones al canal de televisión británico Sky News, la madre de Dunn, Charlotte Charles, ha dicho que la respuesta de la administración Trump está "más allá de cualquier lógica del pensamiento humano”.

Jeremy Corbyn considera los comentarios de Trump "completamente inaceptables"

Aunque el presidente estadounidense no dijo literalmente que Sacoolas no vaya a regresar a Reino Unido, hay pruebas de que ello. El fotógrafo de The Washington Post Jabin Botsford apuntó con su objetivo a una nota que el presidente norteamericano llevaba en las manos durante su intervención y en la que, bajo el encabezado ‘Consejo de Seguridad Nacional’, alguien le había escrito: ‘(Si se plantea) Tenga en cuenta, como el secretario Pompeo le dijo al Ministro de Exteriores Raab, que la cónyuge del empleado del gobierno de Estados Unidos no regresará a Reino Unido’. El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, considera los comentarios de Trump "completamente inaceptables" y ha asegurado que "si pudiéramos emprender acciones legales en Estados Unidos, lo haríamos".

A las puertas de una base estadounidense

El suceso ocurrió el pasado 27 de agosto. Harry Dunn se dirigía a casa de su padre cuando, en torno a las 20:30h, un Volvo XC90 que acababa de abandonar el complejo militar de Croughton, que funciona como base de inteligencia de Estados Unidos, se chocó de frente con su motocicleta. El joven murió poco después en el hospital a consecuencia de las heridas.

El coche llevaba más de 350 metros circulando en sentido contrario

Hasta el lugar del suceso se trasladó antes que nadie un grupo de oficiales del Ministerio de Defensa británico que certificaron que la conductora del vehículo era Anne Sacoolas, de 42 años, esposa de Jonathan Sacoolas, miembro de la CIA destinado en el complejo militar. Junto a Anne en el coche viajaba su hijo de 12 años. Las investigaciones de la policía han confirmado que antes de que se produjera la colisión, el vehículo llevaba más de 350 metros circulando en sentido contrario.

Scoolas fue interrogada horas después por la Policía, aceptó colaborar en la investigación y, según los agentes, confirmó "que no tenía planes de abandonar el país en un futuro próximo". Pero lo hizo. El pasado 16 de septiembre la Policía de Northamptonshire supo que Scoolaas había abandonado el país junto su marido y sus tres hijos. En declaraciones al diario The Times, Sarah Johnson, la superintendente de la policía local, aseguró que "no sabemos cuándo se fueron ni cómo se fueron”.

Como recoge estos días la prensa británica, la base de Croughton es la actual sede de una unidad conjunta de la CIA y la Agencia de Seguridad Nacional y la base de inteligencia de Estados Unidos más valiosa para el país de todas las que posee en Europa. Pasó a ser controlada por el gobierno estadounidense en 1950 . Su personal y sus familias no están sujeto a la leyes de británicas y gozan de inmunidad diplomática.


Más noticias de Internacional