Público
Público

Brasil Estalla el conflicto en Brasil: la Fiscalía pide investigar a Bolsonaro tras ser acusado de purgar al director de la Policía

Este viernes, el ministro Sergio Moro renunció al cargo después de que el actual presidente destituyera al director general de la Policía Federal, Mauricio Valeixo.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ofrece una rueda de prensa este viernes, en Brasilia (Brasil).  EFE/ Joédson Alves
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ofrece una rueda de prensa este viernes, en Brasilia (Brasil). EFE/ Joédson Alves

público | efe

Jair Bolsonaro cada vez da más síntomas de agotamiento y de soledad al frente de Brasil. El fiscal general de la nación, Augusto Aras, solicitó este viernes a la Corte Suprema la apertura de una investigación contra el presidente del país, Jair Bolsonaro, a quien el ahora exministro de Justicia Sergio Moro acusó de haber interferido políticamente en el Poder Judicial.

Moro, líder de la operación Lava Jato, fue el encargado de encarcelar al exmandatario Lula da Silva para luego ser promocionado hasta el Ministerio por el propio Bolsonaro. Este viernes, el jurista renunció al cargo después de que el actual presidente destituyera al director general de la Policía Federal, Mauricio Valeixo.

En el discurso en el que anunció su dimisión, el antiguo magistrado insinuó la "interferencia política" del mandatario en el nombramiento de cargos técnicos en los órganos encargados de investigar la corrupción y el crimen organizado.

Grave acusación de falsificación

Aclaró también que el decreto mediante el cual fue destituido oficialmente el director de la Policía Federal, publicado con su rúbrica, no fue en realidad firmado por él, lo que según especialistas en derecho pudiera constituir un grave delito por parte del Gobierno.

La declaración del exministro podría constituir un delito de "denuncia calumniosa"

La posible apertura de una investigación autorizada por el Tribunal Supremo tiene como objetivo esclarecer si Bolsonaro cometió un eventual delito de falsedad ideológica, coacción, prevaricación u obstrucción a la Justicia, entre otros, según un comunicado de la Fiscalía.

El fiscal general, no obstante, precisó que, en caso de que las acusaciones de Moro no se comprueben, la declaración del exministro podría constituir un delito de "denuncia calumniosa".

Cuando Bolsonaro interfirió con la Policía

Además de su dimisión y acusación, Sergio Moro divulgó el intercambio de unos supuestos mensajes escritos con Jair Bolsonaro en los que el presidente intentó interferir en la Policía Federal.

El exministro envió al telediario del grupo Globo, el de mayor audiencia del país, una parte de una presunta conversación privada con el mandatario, que aparece identificado como "presidente novíssimo" (presidente nuevísimo), como prueba de las acusaciones que lanzó contra el gobernante cuando anunció su dimisión.

Moro realizó un durísimo ataque e indicó que el cambio en la dirección de la Policía Federal es una "interferencia política"

En una rueda de prensa, Moro realizó un durísimo ataque contra el líder ultraderechista e indicó que el cambio en la dirección de la Policía Federal es una "interferencia política", como le reconoció incluso el propio jefe de Estado, y no respondió a "razón técnica" alguna.

La imagen muestra un enlace enviado a Moro presuntamente por el jefe de Estado sobre una noticia del portal O Antagonista que afirmaba que la Policía Federal tenía en la mira de sus investigaciones de "10 a 12" diputados afines a Bolsonaro.

Enseguida el presidente escribe: "Un motivo más para el cambio", en alusión a una mudanza en la cúpula de la Policía Federal. Esas pesquisas están relacionadas con la diseminación en redes sociales de noticias falsas, las cuales se sospecha que pudieran ser originadas por grupos directamente vinculados al concejal de Río de Janeiro Carlos Bolsonaro, hijo del presidente, y a un llamado "gabinete del odio" que operaría desde el palacio presidencial.

En ese intercambio de mensajes, Moro respondió a Bolsonaro que la investigación en curso no había sido solicitada por Mauricio Valeixo y que la misma era dirigida por el juez de la Corte Suprema Alexandre de Moraes.

"Las diligencias las determina él (De Moraes), los levantamientos (del secreto bancario o telefónico) los determina él, y los registros los determina él", explicó el entonces ministro de Justicia en su respuesta.

Más noticias de Internacional