Público
Público

El estrés de un policía acaba con la vida de un periodista ruso

Los ataques contra periodistas que desafían a las autoridades o tratan de sacar a la luz la corrupción empiezan a ser frecuentes en Rusia.

PUBLICO. ES / AGENCIAS

La muerte de un periodista ruso hoy miércoles es el último de una serie de escándalos sobre violencia y corrupción cometidos por agentes del orden público en este país.

La víctima, identificada por la emisora Ekho Moskovy como Konstantin Popov, de 47 años, fue hospitalizada el pasado 4 de enero con graves lesiones internas tras ser golpeado violentamente por un policía en una celda para borrachos de una comisaría en la ciudad siberiana de Tomsk, según dijo la Comisión Investigadora Federal.

Ekho Moskovy entró en coma tras la agresión y nunca volvió a despertar.

El empleado a cargo de la celda, Alexei Mitayev, fue acusado de agresión y abuso de la autoridad. Además, admitió haber golpeado al reportero tras sufrir un episodio de estrés.

Los ataques contra periodistas que desafían a las autoridades o tratan de sacar a la luz la corrupción son frecuentes. Sin embargo, no existen indicios inmediatos de que el trabajo de la víctima fuera el motivo de la agresión.

La agencia estatal rusa de noticias RIA denunció hoy en su página web el caso del fotógrafo Andrei Stenin, quien ha sido condenado a pagar una multa por participar en un mitín prohibido.

El reportero fue detenido el 12 de diciembre de 2009, cuando hacía un reportaje gráfico por encargo de su redacción sobre un mitin no autorizado frente a la sede del Gabinete de la Presidencia de Rusia.

"Calificamos de injusto el fallo dictado por la juez. De proceder de esa manera, a todo periodista que cumpla su trabajo puede ser acusado de cometer infracciones administrativas", declaró la directora de RIA Novosti, Svetlana Mironiuk.