Público
Público
Únete a nosotros

Los sondeos apuntan una holgada victoria conservadora en las locales francesas

Los datos apuntan al triunfo del centro-derecha con entre el 31 y el 36 % de los votos para la alianza entre la formación de Sarkozy, Unión por un Movimiento Popular, y los centristas de la Unión de Demócratas e Independientes.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un ciudadano francés ejerce su derecho al voto en las elecciones departamentales en la ciudad de Niza./ REUTERS-Eric Gaillard

PARIS.- Los primeros sondeos a pie de urna conceden con unanimidad una holgada victoria a la coalición formada por la Unión para un Movimiento Popular (UMP), de Nicolás Sarkozy, y la centrista Unión de Demócratas Independientes (UDI), con más de un 30 % de los votos.

El Frente Nacional (FN) de Marine Le Pen no ha visto así refrendadas sus aspiraciones de ser el partido más votado de Francia, como ya lo fue en las elecciones europeas del año pasado. Pese a todo, la formación ultraderechista ha conseguido un gran resultado, con más del 25 % de los votos según las encuestas, que suponen sus mejores resultados de la historia en unos comicios locales.

El gran derrotado ha sido el Partido Socialista (PS) con un 20% de los sufragios, del presidente francés, François Hollande, y del primer ministro, Manuel Valls, quien en su primera reacción se limitó a mostrar su alegría por que el Frente Nacional no haya vencido en las elecciones y a pedir la unidad de la izquierda.

Por bloques electorales -producto de sumar los votos de todos los partidos según su afinidad ideológica-, el centroderecha se quedaría con un 38 %, la izquierda llegaría al 37 % y la ultraderecha estaría en el 25 %, según el sondeo difundido por el canal de noticias BFM TV.

El expresidente francés Nicolas Sarkozy, líder de la conservadora Unión para un Movimiento Popular (UMP), vencedor hoy de la primera vuelta de las elecciones departamentales, ha asegurado que su victoria "muestra el profundo deseo de los franceses de un cambio claro".

Sarkozy considera que el país se ha alejado de la izquierda por sus "mentiras" y llamó a los votantes del ultraderechista Frente Nacional a confiar en su partido, ya que la formación de Marine Le Pen "no aportará nada contra las dificultades de los franceses sino que las agravará". Y agregó que su partido no buscará "ningún acuerdo" en la segunda vuelta con el FN en las circunscripciones en la que ninguna candidatura supere el 50 % de los votos.

La líder del partido ultraderechista Frente Nacional, Marine Le Pen, efectúa su votación en Henin-Beaumont, northern France/ REUTERS-Gonzalo Fuentes

La participación, según la estimación de la emisora pública France Info, sería del 51,3 %. El último dato oficial, a las 16.00 GMT, situaba en el 42,98 % el porcentaje de ciudadanos censados que acudieron a las urnas.

El sistema de votación en las elecciones departamentales es inédito, por lo que resulta difícil establecer una comparación directa con comicios anteriores.

Los comicios, que vivirán una segunda vuelta de desempate el próximo domingo, aúnan en una misma votación las elecciones cantonales y departamentales, en virtud de una reforma administrativa aprobada en 2013. En los de 2011 solo se votaba en la mitad de los departamentos.

El dato más cercano corresponde a las elecciones al Parlamento Europeo (PE) de mayo del pasado año, cuando el FN se situó como primera fuerza política, con el 25 % de los sufragios.