Público
Público

Eurozona Bruselas prevé que la economía española caiga un 10,9% en 2020, frente al 9,4% que proyectaba hace dos meses

La Comisión Europea aplaude la figura de los ERTE para frenar una pérdida masiva de puestos de trabajo, aunque alerta del posible incremento de la tasa del paro una vez que expiren a final de año.

Ursula von der Leyen. /EFE/EPA/JOHN THYS / POOL
EBS /Europa Press

La recesión económica a causa del coronavirus será más virulenta de lo previsto. Esta es una de las conclusiones a las que ha llegado el Ejecutivo comunitario, que ha presentado esta mañana las previsiones económicas de verano. En ellas proyecta que la economía de la zona euro se contraerá en un 8,7% este año y crecerá un 6,1% en 2021. Un poquito mejor parada está la media europea, con una bajada del 8,3% para 2020.

A diferencia de otras crisis, la pandemia ha alcanzado a todos los Estados miembros, aunque las consecuencias no son simétricas. La Comisión Europea empeora las cifras para España respecto a las previsiones pasadas y prevé que caiga un 10,9% este año y remonte un 7,1% en 2021, lo que supone una caída un 1,5% mayor de lo esperado.

Madrid es la segunda economía peor parada de la eurozona, solo superada por Roma. Según las proyecciones, la economía italiana se contraerá en un 11,2% este año (9,5%, en las previsiones de primavera) y mejorará un 6,1% para el año próximo (6,5% en mayo).

Madrid es la segunda economía peor parada de la eurozona, solo superada por Roma

En las previsiones de hace dos meses, la peor parada era la economía helena, para la que Bruselas proyectaba una bajada del 9,7% de su PIB para 2020 y una subida del 7,9% para 2021. Sin embargo, en esta ocasión reduce la caída al 9% y prevé una subida del 6% para el año que viene.

Alemania y Francia, dos de las grandes economías del continente, alcanzarán un descalabro del 6,3% (6,5% en mayo) y el 10,6% (8,2% en primavera) de su PIB para este ejercicio, respectivamente. Luxemburgo y Malta serán los países del bloque con recesiones menos virulentas, con una contracción de su economía del 6,2% y del 6%, respectivamente.

Alemania y Francia, dos de las grandes economías del continente, alcanzarán un descalabro del 6,3%

En las previsiones de primavera Austria era, junto con Luxemburgo, la economía que menos sufriría las consecuencias de la pandemia. Bruselas proyectaba para el país alpino una caída del 5,5% para 2020, frente a una contracción del 7,1% que presenta ahora.

En las previsiones que ha presentado este martes el comisario de Economía, Paolo Gentiloni, se han centrado tan solo en los datos relacionados con el PIB y la inflación, pero no han actualizado otros indicadores como el déficit, la deuda o el paro.

Aumento del desempleo una vez que acaben los ERTE

El documento publicado confirma que en España las medidas de confinamiento en respuesta al brote han traído como resultado una contracción sin precedentes de la economía, aunque reconoce que los indicadores están mejorando a medida que se han ido elevando las restricciones gradualmente.

Así, reconoce que las medidas adoptadas para limitar la pérdida de empleo y apoyar al sector privado, ha amortiguado parte del impacto de la crisis. Bruselas reconoce el papel que han jugado los ERTE para frenar una pérdida masiva de puestos de trabajo, aunque advierte que habrá un "aumento significativo" de las tasas de desempleo una vez que expiren a final de año.

Según el Ejecutivo comunitario, "los expedientes de regulación de empleo temporales han ayudado a limitar hasta ahora la pérdida de puestos de trabajo a gran escala. Pese a ello, el impacto desproporcionado de la crisis en sectores intensivos en mano de obra se traducirá en un aumento significativo de la tasa de paro y es probable que se produzcan incrementos adicionales una vez que los ERTE se supriman".

España es un país muy dependiente del turismo. Por ello, a pesar de la reapertura progresiva de las fronteras, el sector va a seguir sufriendo debido a la "reducida conectividad de vuelos". Según el informe, la industria podría reanudar su actividad con menos problemas que el sector servicios, aunque "las perturbaciones en las cadenas de valor y la debilidad de la demanda podrían impedir una normalización hasta finales de este año".

Para la Comisión Europea, el consumo privado irá recuperándose poco a poco, aunque no llegará este año a los niveles previos a la pandemia. Por lo que respecta a la inversión, se recuperará lentamente por la falta de demanda, la alta incertidumbre y la falta de liquidez.

Bruselas prevé una caída de la inflación del 0,7% de 2019 al -0,1% de este año, por el desplome en los precios del petróleo. Sin embargo, proyecta que vuelva a subir hasta el 0,9% para el año próximo.

Momento clave para la UE

Estas previsiones llegan en un momento clave para las negociaciones sobre el tamaño del presupuesto de la Unión Europea para el próximo periodo y el fondo de reconstrucción presentado por la Comisión Europea para compensar los estragos de la pandemia. Además, dentro de tan solo dos días se decidirá quién preside el Eurogrupo, la reunión informal de ministros y ministras de Economía y Finanzas de la eurozona, donde Nadia Calviño es candidata.

"La respuesta política en toda Europa ha ayudado a amortiguar el golpe para nuestros ciudadanos", Paolo Gentiloni

Paolo Gentiloni ha reconocido en la rueda de prensa donde ha presentado las previsiones que estas muestran los efectos económicos devastadores de la pandemia. "La respuesta política en toda Europa ha ayudado a amortiguar el golpe para nuestros ciudadanos, pero esto sigue siendo una historia de creciente divergencia, desigualad e inseguridad", ha subrayado. "Es importante alcanzar un acuerdo rápido sobre el plan de recuperación para inyectar confianza y financiación", ha añadido.

Sin embargo, la Comisión Europea no se muestra muy positiva y reconoce que "continuamos navegando en aguas tormentosas y nos enfrentamos a muchos riesgos, incluida otra ola de infecciones". "Estas previsiones son una muestra de por qué necesitamos un acuerdo sobre nuestro ambicioso paquete de recuperación para ayudar a la economía", ha subrayado el vicepresidente Valdis Dombrovskis.

Más noticias de Internacional