Público
Público

Evacuados los trabajadores del reactor 2 de Fukushima

Han sido detectadas altas dosis de radiación. El OIEA confirma que han empezado a extraer el agua radiactiva del reactor 1

AGENCIAS

La situación parece no estabilizarse en la central nuclear de Fukushima. El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) ha anunciado que ya ha comenzado el drenaje del agua acumulada en el edificio de la turbina del reactor 1 de la central nuclear de Fukushima, algo esencial para poder restaurar el suministro eléctrico a la planta dañada.

Por otro lado, las autoridades japonesas han evacuado este domingo a los trabajadores desde el edificio de un reactor en el que estaban trabajando, después de que altas dosis de radiación fuesen detectadas en una dañada planta de energía nuclear, dijo el operador del recinto.

Tokyo Electric Power Co informó que radiación 10 millones de veces superior a los niveles normales fue detectada en el agua que se ha acumulado en la unidad que alberga a la turbina del reactor número 2, lo que impide trabajar a los operarios. TEPCO ha comenzado a bombear el agua acumulada hacia un condensador, que recoge el vapor que pasa a través de la turbina. El organismo atómico de la ONU explicó también que se está preparando el comienzo de esa operación de bombeo en el reactor 2 y que se está planteando retirar el agua de los edificios de las turbinas 3 y 4.

Por otro lado, el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) ha anunciado hoy que en el reactor 1 de la central de Fukushima se ha detectado la presencia de yodo 131, cesio 137 y cesio 134 a niveles comparables a los de la zona del reactor 3 donde tres trabajadores resultaron heridos el pasado jueves.

En sus últimos comunicados sobre la situación en Fukushima, el OIEA indicó que en los dos trabajadores ingresados "ha sido confirmada una importante contaminación de la piel en las piernas". Los dos operarios recibieron dosis de entre 2 y 6 sieverts (2.000-6.000 milisievert), niveles que pueden resultar fatales.

Sin embargo, el OIEA indica que "aunque los pacientes no necesitan tratamiento médico, los médicos han decidido mantenerlos en el hospital para seguir su evolución durante los próximos días".

El OIEA teme que la radiactividad provenga de una rotura en la vasija de contenciónEl OIEA teme que la radiactividad en el reactor 3 provenga de una rotura en la vasija de contención del reactor, aunque no se descarta que el origen pueda estar en la piscina que almacena el combustible usado. 

 Los sistemas de iluminación de las salas de control en los reactores 1, 2 y 3 ya funcionan, y algunos instrumentos en las unidades 1, 2 y 4 están de nuevo operativos.

Sin embargo, el OIEA advierte de que "debido al alcance del daño infringido por el terremoto y el tsunami, no es posible de momento estimar cuando estarán de nuevo operativos los equipos".

Más noticias de Internacional