Público
Público

Los ex de Wikileaks crean una web rival

Openleaks no publicará información filtrada sino que la pasará a los medios

MIGUEL ÁNGEL CRIADO

A Wikileaks le ha salido un rival. Algunos de los ex compañeros del fundador del sitio de filtraciones, Julian Assange, pusieron ayer en marcha Openleaks. Quieren, aseguran, recuperar el espíritu original del proyecto, perdido por el protagonismo alcanzado por Assange.

El proyecto, anunciado en diciembre durante el acoso y derribo de Wikileaks, está encabezado por algunos de los que ayudaron a levantarlo. Aunque la página aún no está lista para recibir filtraciones, en una de esas ironías, Openleaks tuvo que adelantar su estreno porque alguien había filtrado el contenido de la página en internet. A diferencia de Wikileaks, Openleaks no recibirá ni publicará documentos comprometedores. Su objetivo es crear un sistema para que los garganta profunda de cualquier parte del mundo puedan filtrar el material de forma fácil y segura para ellos. Del segundo paso, el análisis y publicación, se encargarán otros.

"El problema de Wikileaks es que intenta hacer demasiadas cosas", dijo el islandés Herbert Snorrason, antiguo socio de Assange, a la televisión CBS. "Y esto significa que Wikileaks tiene, en cierto sentido, un espacio centralizado que lleva una gran carga de trabajo, una gran cantidad de responsabilidad y una gran cantidad de energía. Nuestro objetivo es dispersarlo todo", añadió. Para eso, Openleaks está creando una base de medios y organizaciones a las que aportar su tecnología y que reciban la información, no Openleaks.

Con este modelo consiguen, por un lado, que las fuentes filtren el material a nivel local. Por otro, se protegen de posibles ataques de los poderosos. Daniel Domscheit-Berg, antiguo portavoz de WikiLeaks, criticó ayer en la reunión de Davos el afán acaparador de Assange: "Es demasiada responsabilidad y demasiado poder".

Más noticias de Internacional