Público
Público

El exvicepresidente egipcio dice ahora que se presenta a los comicios

Omar Suleimán da marcha atrás en su decisión de no presentar su candidatura a las presidenciales de mayo

EFE

El exvicepresidente de Egipto y antiguo 'número dos' del régimen de Hosni Mubarak, Omar Suleimán, dio este viernes marcha atrás en su decisión de no presentarse a los comicios presidenciales de mayo y anunció su candidatura.

El director de prensa de su campaña electoral, Mohamed Mishaal, dijo a Efe que "Suleimán anunció hoy oficialmente su candidatura a las elecciones presidenciales, después de las grandes manifestaciones en apoyo a su persona".

El miércoles pasado, el propio Mishaal informó de que el exvicepresidente no iba a concurrir a los comicios de los próximos 23 y 24 de mayo, "por no poder cumplir las exigencias administrativas y económicas de la candidatura".

Sin embargo, añadió Mishaal, miles de partidarios de Suleimán se concentraron hoy en la plaza de Abasiya, en el noreste de El Cairo, y frente a su vivienda en el distrito de Masr Guedida para hacerle cambiar de opinión.

Mishaal apuntó que fue el propio Suleimán quien anunció en un pequeño discurso frente a sus seguidores que se presentará a los comicios y que "con la ayuda de Dios y del pueblo espera superar las dificultades administrativas".

A juicio del portavoz, el que fuera también jefe de los Servicios Secretos durante el régimen de Mubarak cambió su parecer "para cumplir con el pueblo, porque él es un militar y obedece sus órdenes".

"El llamamiento que me habéis dirigido es una orden"

Mishaal agregó que Suleimán presentará la documentación para registrarse como candidato a las elecciones el próximo domingo, fecha en la que expira el plazo para inscribirse.

En un comunicado, colgado hoy en Facebook, Suleimán prometió que hará todos los esfuerzos posibles a lo largo del día de mañana para lograr las firmas requeridas para postularse -al menos 30.000 de ciudadanos de quince provincias.

"El llamamiento que me habéis dirigido es una orden y yo como soldado no lo he desobedecido a lo largo de mi vida. Si esta orden viene del pueblo creyente en su patria no puedo más que responder a ella y participar en la candidatura", explicó Suleimán.

Suleimán hizo referencia a "obstáculos y dificultades" para presentarse, aunque no dio más detalles.

Este general ha salido hasta ahora indemne de los numerosos procesos judiciales abiertos en Egipto contra figuras del antiguo régimen, comenzando por el propio Mubarak, que está acusado de haber ordenado la muerte de manifestantes durante la Revolución del 25 de Enero.

Suleimán, que fue jefe de los Servicios Secretos egipcios antes de ser nombrado vicepresidente el 29 de enero de 2011 en una última maniobra de Mubarak para conservar el poder, testificó en el juicio contra el antiguo presidente para exculparlo.

El general puede contar para su candidatura con los sectores de la sociedad que permanecen fieles a las Fuerzas Armadas, que controlan el país de facto desde la renuncia de Mubarak, así como con el amplio sector de tendencia laica que teme la llegada al poder de los islamistas.