Público
Público

Las familias italianas comienzas a sufrir la presión de los mayores intereses

Los tipos de las hipotecas y los préstamos son ahora más altos después de la caída en el valor de la deuda del país en medio del pulso entre Roma y Bruselas por su plan presupuestario, con un déficit mayor de lo pactado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una mujer compra comida en una tienda en el centro de Roma. REUTERS/Max Rossi

Los bancos italianos están cobrando más a los hogares y a las empresas por los préstamos después de una caída en el valor de la deuda del país, lo que supone la primera señal de un endurecimiento de las condiciones crediticias que podría dar al traste con los planes de reactivación económica del Gobierno populista del país.

Los inversores han estado vendiendo activos italianos desde que en junio se formara un Gobierno de coalición cuyo proyecto de plan presupuestario para 2019 llevó a Moody's a recortar este mes la calificación crediticia de Italia y a la Comisión Europea a exigir una revisión de las cuentas públicas para el año próximo.

Datos revisados ​​por Reuters muestran que los tipos de interés de las hipotecas y los préstamos son ahora más altos, mientras que algunas empresas dicen que los bancos están exigiendo la amortización de deudas, en un momento en que la entidades financieras sufren una merma en su capital por la caída de los precios de la deuda pública y un aumento de los costes de financiación por los crecientes rendimientos en el mercado.

Esta situación ha hecho sonar las alarmas, no solo en Roma, y el ministro de Economía italiano Giovanni Tria ha dicho que los rendimientos actuales de los bonos públicos, que están cerca de un máximo de 4 años y medio en el vencimiento de referencia a 10 años, no podrían mantenerse por mucho tiempo debido a la amenaza que suponen para los bancos más débiles.

Además, Italia, tercera potencia económica de la zona euro, es una pieza crucial para la estabilidad del bloque monetario en conjunto, ya que se considera que su economía es demasiado grande para poder ser rescatada.

Viviendas en el barrio napolitano de Sacmpia. REUTERS/Alessandro Bianchi

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, dijo el jueves que los problemas de los bancos italianos podrían afectar las condiciones de los préstamos, aunque el aumento en los tipos cobrados en los préstamos aún era moderado.

Sin embargo, a más largo plazo, los mayores costes de endeudamiento podrían reducir el apoyo al Gobierno populista, que tiene valoraciones altas en los sondeos de opinión y ha incluido un "salario ciudadano" para los italianos más pobres en el presupuesto como parte de su plan para ayudar a la economía.

Mientras tanto, los intereses de algunas hipotecas a tipo fijo, con mucho el tipo más común en Italia, aumentaron hasta 20 puntos básicos en los primeros 10 días de octubre, dijo Ivano Cresto, del sitio web de comparación de precios Facile.it.

Esto se debe, en parte, a un aumento en el tipo de referencia para estas hipotecas, que se establece a nivel europeo, pero también a los diferenciales que los bancos aplican para compensar mayores costes de financiación, dijeron fuentes bancarias a Reuters

La sede del banco UniCredit enRoma. REUTERS/Alessandro Bianchi

Los dos principales bancos de Italia, Intesa Sanpaolo y UniCredit , dijeron que habían elevado el coste de las hipotecas a tipo fijo después del verano hasta en 20 puntos básicos.

"Intesa y UniCredit a menudo han demostrado ser los primeros en moverse en el mercado hipotecario", dijo Roberto Anedda, jefe de marketing del sitio web de datos de hipotecas MutuiOnline.it.

Compre rápido

Preocupados por el aumento de los tipos, algunos consumidores se apresuran a cerrar la compra de viviendas, aunque eso signifique permitir que el vendedor continúe viviendo en el inmueble durante un período tras la compra, dijeron empleados bancarios.

Un aumento de los tipos de interés de 20 puntos básicos sumaría hasta 2.800 euros en intereses en una hipoteca media de alrededor de 124.000 euros en 20 años, la duración más común, según los cálculos de Reuters basados ​​en datos de MutuiOnline.

El logo del Banco de Italia en el centro de Roma. REUTERS/Alessandro Bianchi

La asociación bancaria italiana ABI no quiso hacer comentarios, aunque un portavoz remitió a los datos publicados en septiembre, antes de que se presentaran los presupuestos, que mostraban que los tipos medios de nuevas hipotecas y préstamos corporativos estaban bajando.

Aunque la liquidez del banco central ha permitido a los bancos italianos librarse del impacto completo del aumento de los rendimientos en el mercado, el BCE ha comenzado a retirar su política monetaria ultraflexible.

"La cadena (de transmisión) es larga", dijo un alto ejecutivo de un banco italiano, refiriéndose al mecanismo a través del cual los mayores costes de financiación para los bancos conducen a préstamos más caros y la reducción de las reservas de capital restringe su capacidad crediticia.

"Pero estamos empezando a presenciar las primeras señales", agregó.

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, flanqueado por los vicepresidentes y líderes de los partidos que forman el Gobierno trasalpino, el del Movimiento 5 Estrellas y ministro de Trabajo e Industria, Luigi Di Maio, y el de Liga Norte y ministro de Interior, Matteo Salvini, en una rueda de presa en el Palacio Chigi, en Roma. REUTERS/Remo Casilli

Las empresas también están empezando a sentir la presión y el Banco de Italia ha dicho que las empresas encuestadas en septiembre habían señalado un leve empeoramiento en las condiciones crediticias.

"No hemos cerrado ninguna línea de crédito importante recientemente, pero los bancos dicen que cobrarían entre 80 y 100 puntos básicos adicionales en préstamos a 10 años en comparación con los niveles que habíamos discutido al inicio del verano", dijo a Reuters Fabio Pezzani, director financiero de GVM Care & Research, un grupo de atención médica con sede cerca de Ravenna.

Pezzani dijo que el aumento en los préstamos a corto plazo se limitaba a 10-15 puntos básicos adicionales en el diferencial sobre el índice de referencia.

"Por el momento, creo que es solo una cuestión de un mayor coste de financiación... A partir del próximo año, me temo que también tendremos un problema de... restricción de la oferta de crédito", dijo Pezzani.

Préstamos selectivos

Durante la crisis de la zona euro de 2011-2012, cuando se cerró el grifo de la liquidez bancaria y los rendimientos de la deuda estatal italiana superaron el 7%, la crisis crediticia agravó una recesión que redujo en un 25% la producción industrial de Italia.

Una fuente consultada encargada de los préstamos corporativos en un banco local en el sur de Italia, donde las tasas de morosidad son más altas, dijo que habían contemplado aumentar los tipos de los préstamos cobrados a las empresas en 200 puntos básicos este mes.

Una persona camina frente a un local con un cartel que dice "cierre definitivo", en Turín. REUTERS / Stefano Rellandini

El propietario de un pequeño negocio de frutas y verduras de la región de Apulia, al sur de Italia, dijo que se había visto obligado a pagar un descubierto de hasta 80.000 euros.

"Dijeron que ya no querían apoyar un negocio agrícola porque es estacional", dijo a Reuters.

"Pero insistí y dije que siempre había pagado regularmente, así que al final me dijeron que los mercados estaban mal, con los rendimientos de los bonos al alza y lo imprevisible de las perspectivas para los próximos meses... que tenían que tomar precauciones".

Los préstamos corporativos, que se redujeron constantemente entre mediados de 2012 y mediados de 2016, se han recuperado moderadamente desde entonces, pero los bancos se han vuelto más selectivos después de ver cómo casi una quinta parte de sus préstamos se volvieron morosos en la última recesión.

"Las preocupaciones de los bancos por los préstamos morosos son una de las razones principales por las que las empresas pequeñas ven que su crédito se ve recortado o revocado por completo", dijo Antonio Pinto, un abogado de la asociación de consumidores Confconsumatori.