Público
Público

Camión de Essex Familias vietnamitas denuncian desapariciones que podrían estar conectadas con los 39 muertos hallados en Essex

Nueve casos de desaparición han sido denunciados en la provincia de Ha Tinh y otros cinco casos en la de Nghe An, según publica un medio local de Ho Chi Minh. 

Pham Van Thin y Nguyen Thi Phong, padres de una de las jóvenes encontradas en el camión de Essex. EFE/EPA/STR

efe

Al menos 14 familias vietnamitas han denunciado la desaparición de familiares y sospechan que puedan estar entre los 39 migrantes hallados muertos el pasado miércoles en un camión en Essex, en el este de Inglaterra.

Nueve casos de desaparición han sido denunciados en la provincia de Ha Tinh y otros cinco casos en la de Nghe An, ambas en el centro del país, y han enviado fotografías para su posible identificación, informó este domingo el diario vietnamita Thanh Mien.

El primer ministro de Vietnam, Nguyen Xuan Phuc, ordenó en un comunicado una investigación sobre la posible presencia de vietnamitas entre las víctimas y se comprometió a actuar con severidad contra las redes de tráfico de personas.

Las provincias de Ha Tinh y Nghe An cuentan con un alto porcentaje de población rural y menor desarrollo que otras partes de Vietnam, por lo que muchos de sus jóvenes tratan de emigrar a Europa en busca de oportunidades.

Pese al progreso, en Vietnam persisten las desnutrición infantil y la desigualdad en zonas rurales

Con 100 millones de habitantes y un crecimiento del producto interior bruto (PIB) del 7,08% en 2018, Vietnam ha avanzado mucho en la erradicación de la pobreza, pero aún persisten problemas como las desnutrición infantil y la desigualdad, sobre todo en zonas rurales.

Según el informe "Mapping vulnerabilities of victims of trafficking from Vietnam to Europe", los emigrantes vietnamitas pagan entre 10.000 y 40.000 dólares (entre 9.000 y 36.000 euros) a los traficantes de personas por el viaje a Europa.

En principio se les creía chinos

Los 39 cadáveres, incluidos 31 hombres y 8 mujeres, fueron encontrados el 23 de octubre en el interior de un camión frigorífico conducido por un norirlandés de 25 años identificado como Mo Robinson, que ha sido acusado de 39 cargos de homicidio y tráfico de personas, entre otros delitos.

La policía informó en un primer momento de que todas las víctimas halladas en el camión eran de nacionalidad china, pero ha admitido más tarde que los datos sobre la identificación de los cadáveres están "evolucionando".

La Embajada de Vietnam en el Reino Unido ha contactado con la policía para expresar sus temores de que haya muertos de ese país entre los fallecidos encontradas dentro del camión.

En Polonia, los agentes de aduanas detuvieron el viernes un camión tráiler en el que se ocultaban diez inmigrantes de origen vietnamita, una mujer y nueve hombres todos en buen estado de salud, que viajaban de forma irregular.

El vehículo, que fue interceptado en a la altura de la localidad de Budzisko, cerca de la frontera con Lituania, era conducido por un ciudadano polaco de 44 años que transportaba una carga de madera.

Más noticias de Internacional