Público
Público

Las FARC han intentado contactar a Ecuador para la liberación de rehenes

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha confirmado los intentos de retomar el diálogo

AGENCIAS

Las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han intentado contactar con el Gobierno de Ecuador para tratar sobre la liberación de rehenes en su poder, confirmó hoy el presidente ecuatoriano, Rafael Correa.

"No tenemos contactos directos, pero es obvio que hay ciudadanos, que viven en Ecuador, que tienen contacto indirecto con las FARC y que nos han enviado mensajes que las FARC quieren restablecer el contacto", aseguró Correa en una entrevista televisada.

"Por obvias razones de seguridad no puedo precisar mucho más, pero esperamos que se restablezca un contacto, netamente humanitario", agregó el mandatario, tras insistir en que Ecuador hará todo lo que esté a su alcance para lograr la liberación de todos los rehenes de las FARC.

Correa tampoco descartó que, si se logra un contacto con las FARC para la liberación, sea su ministro coordinador de Seguridad Externa e Interna, Gustavo Larrea, quien se haga cargo del proceso.

El mandatario ecuatoriano defendió el derecho de hacer esos contactos de tipo humanitario con los rebeldes, aunque su colega colombiano, Álvaro Uribe, no lo apruebe, debido a que en poder de las FARC también se encuentran compatriotas suyos.

"Nosotros trataremos de liberar rehenes donde haya ecuatorianos, sin tener que pedir permiso a nadie, en un acto humanitario", añadió Correa.

Según Correa, en una conversación con Zarkozy la semana pasada, ambos coincidieron en "la necesidad de liberar rehenes", así como en "la falta de voluntad política del Gobierno colombiano para ir por la liberación" de los cautivos.

Además, afirmó que con el gobernante francés coincidió "en que si las FARC cesan en esas acciones intolerables, terroristas, de secuestros, de bombazos, y cumplen con los códigos de guerra, con el derecho humanitario, se las puede reconocer como fuerzas beligerante y convertirla en un adecuado interlocutor válido para (buscar) la paz en Colombia".

Correa remarcó que "Uribe no tiene la voluntad política para liberar rehenes" y comentó que durante una vista suya a Caracas se reunió con personas que fueron liberadas a principios de año, quienes le comentaron: "todo el camino nos bombardeó Uribe"

Sin embargo, descartó que si se mantienen contactos con las FARC y hay la posibilidad de liberar rehenes, Ecuador vaya a traspasar la frontera para rescatarlos. "No vamos hacer eso, porque respetamos el derecho internacional", apuntó Correa.

La reanudación de las relaciones diplomáticas con Colombia, según Correa, se podría lograr si el Gobierno de Uribe pone fin a "los ataques" mediáticos con los que intentan vincular a las FARC con el Gobierno de Ecuador e "involucrar" a su país en el conflicto colombiano.

Si Uribe quiere una solución militar al conflicto en Colombia, "allá él, pero que no exporte el conflicto" hacia los países vecinos, remarcó Correa.

Las autoridades colombianas hallaron más de 8.000 minas antipersona y dos toneladas de explosivos en un escondite de las FARC en el Putumayo, departamento de la frontera sur con Ecuador.

Los rebeldes escondían este arsenal de guerra en un paraje selvático de la localidad limítrofe de San Miguel, distante más de 1.200 kilómetros de Bogotá, dijo el comandante de la brigada del Ejército en la capital regional, Mocoa, coronel Nelson Camacho.

El oficial precisó a un corresponsal del informativo del Canal RCN de la televisión privada que en el lugar fueron halladas 8.000 minas antipersona, otras 25 del tipo "sombrero chino", dos toneladas de explosivos y varias granadas de mano.

Las tropas también decomisaron allí cuarenta cilindros de gas doméstico, además de mecha y cordón detonante, lo mismo que alimentos, añadió Camacho.

El coronel dijo que el depósito pertenecía al frente 48 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Más noticias de Internacional