Público
Público
Únete a nosotros

La feminista Ismail, perseguida en Pakistán, se encuentra en paradero desconocido desde hace dos meses 

Gulalai Ismail es una de las referentes mundiales en la lucha por los derechos de la mujer. En Pakistán está perseguida por las fuerzas y cuerpos de seguridad, que apuntan a su militancia en el Movimiento de Protección de los Pastunes como razón de la persecución de las autoridades. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Gulalai Ismail es una de las referentes mundiales en la lucha por los derechos de la mujer.- RAW IN WAR

Gulalai Ismail es una de las referentes mundiales en la lucha por los derechos de la mujer. En Pakistán, su país, ha criticado con dureza los matrimonios forzados, las violaciones que sufren las mujeres y la ausencia de perspectiva de mejora. Sin embargo, su lucha por los derechos de las mujeres la ha convertido en una especie de enemigo de su país. Está acusada de incitar a la rebelión, por lo que Ismail se vio obligada a esconderse y, dos meses después, nadie sabe donde está

Según narra el diario The New York Times, los servicios de serguridad de Pakistán han efectuado varias redadas en su casa e incluso, según los familiares de la mujer, han secuestrado y torturado a familiares. Lo que sea para encontrarla. Pero, de momento, nadie sabe donde está Ismail. 

El medio norteamericano cita también a amigos y conocidos de la mujer, que señalan que vive como un fantasma: se muda de una cosa a otra, calcula sus movimientos con cuidado, va con la cara tapada y depende de una red clandestina de colegas feministas en todas las ciudades de Pakistán, que están arriesgándolo todo para ocultarla.

Su familia, de hecho, lleva dos meses sin saber nada de ella. "Todos nuestros teléfonos han sido intervenidos", dijo Saba, su hermana menor.

Los servicios de seguridad pakistaníes han acusado a Ismail de toda una letanía de delitos graves como sedición, financiamiento del terrorismo y difamación de instituciones estatales, aunque, hasta el momento, las autoridades no han presentado cargos formales en su contra.

Movimiento de Protección de los Pastunes

Funcionarios de Pakistán, contactados por The New York Times, han explicado, bajo anonimato, que la persecución desatada contra Ismail se debe a que en el ultimo año ha participado en mitines del Movimiento de Protección de los Pastunes (PTM), un movimiento comunitario a favor de los derechos de los pastunes, el segundo grupo étnico de Pakistán. 

Ismail, de hecho, pertenece a la etnia pastún y se ha convertido en una simpatizante prominente del PTM. Ha aparecido en el escenario de eventos del PTM y ha divulgado uno de los mensajes principales del movimiento: que las fuerzas militares de Pakistán han victimizado a civiles en las zonas donde viven los pastunes. En enero, además, hizo acusaciones públicas, en Facebook y Twitter, denunciando que los soldados del gobierno habían violado o abusado sexualmente de muchas mujeres pastunes. También coreó consignas en las que los simpatizantes del PTM decían: "¡Los responsables del terrorismo son los que llevan uniforme!".

La represión de las autoridades de Pakistán contra el PTM ha ido creciendo conforme aumentaba la presencia pública del Movimiento con manifestaciones cada más grandes y con más jóvenes. Varios líderes han sido arrestados e incluso, varios testigos hablan de que se ha autorizado el uso de armas en contra de manifestantes desarmados, según varios testigos.

La Policía en contra, según una nota interna, considera que el discurso de Ismail va "va dirigido en contra del Estado y el Ejército con la intención de dividir a la gente según líneas étnicas e incitarla a cometer traición”. Asimismo, durante la semana pasada, funcionarios pakistaníes la acusaron a ella y a sus padres de lavado de dinero y de financiar operaciones terroristas.

La familia Ismail rechaza contundentemente todas las acusaciones. "Todo es mentira", dijo su padre, Mohammed Ismail, que denuncia que la policía está acosando a la familia y a su entorno más cercano.