Público
Público

Fernando Haddad El excandidato brasileño Haddad, condenado por corrupción

El Tribunal Regional del Estado de Sao Paulo había absuelto al exalcalde por los cargos de asociación criminal, corrupción pasiva y lavado de dinero.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Fernando Haddad. Reuters

El excandidato presidencial brasileño Fernando Haddad, derrotado en las elecciones de 2018 en la segunda vuelta por el ultraderechista Jair Bolsonaro, fue condenado en primera instancia por financiación ilegal en su campaña que lo llevó en 2012 a la Alcaldía de Sao Paulo.

La decisión del juez electoral de primera instancia Francisco Carlos Inouye Shintate, que se filtró el lunes y fue oficializada este miércoles en el Diario de la Justicia Electrónico, condenó al izquierdista Haddad a cumplir en régimen semiabierto una pena de cuatro años y seis meses.

Haddad, del progresista Partido de los Trabajadores (PT) y quien fue alcalde de la mayor ciudad brasileña entre 2012-2015, asumió la candidatura presidencial después de que la Justicia electoral prohibiese la del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, preso por delitos de corrupción en Curitiba (sur) desde abril de 2018.

El juez consideró que Haddad cometió "falsedad de documentos con fines electorales" y aceptó 258 recibos falsos de material gráfico

El juez consideró que Haddad, exministro de Educación de Lula y de su sucesora Dilma Rousseff, cometió "falsedad de documentos con fines electorales" y aceptó 258 recibos falsos de material gráfico aparentemente comprado en la campaña y cuyas imprentas no comprobaron que elaboraron las piezas publicitarias.

El Tribunal Regional del Estado de Sao Paulo, en el mismo proceso, había absuelto al exalcalde por los cargos de asociación criminal, corrupción pasiva y lavado de dinero.

Las investigaciones contra Haddad comenzaron después de que el expresidente de la constructora UTC Ricardo Pessoa, en un acuerdo de delación premiada con la Justicia para reducir su condena, admitió que entregó 2,6 millones de reales (unos 650.000 dólares) para pagar deudas de campaña a cambio de beneficios en la Alcaldía.

El PT consideró "injusta" la sentencia y argumentó que el caso estaba archivado desde febrero cuando Haddad fue absuelto, mientras que la defensa del político y catedrático de derecho manifestó que recurrirá ante instancias superiores la decisión judicial.