Público
Público

La Fiscalía francesa abre una investigación para determinar si Arafat fue asesinado

La viuda del líder palestino sospecha que fue envenenado en 2004

PÚBLICO.ES / EFE

La fiscalía de Nanterre abrió hoy una investigación judicial por asesinato sobre la muerte del líder palestino Yaser Arafat, según la agencia AFP, que cita fuentes cercanas al caso. La apertura de esta instrucción se produce después de que su viuda, Suha Arafat, presentase una denuncia por la muerte de su marido, que tuvo lugar el 11 de noviembre de 2004 en el hospital militar francés de Percy de Clamart, próximo a París.

El canal Al Yazira atribuyó el pasado julio la muerte del dirigente de la Autoridad Nacional Palestina a un envenenamiento con polonio 210, una sustancia altamente radiactiva encontrada en sus objetos personales. La televisión catarí aseguró que la causa se desprendía de un análisis realizado por el Instituto de Radiofísica del Hospital Universitario de Lausana (Suiza), encargado por la propia Al Yazira.

Éste duró nueve meses y se efectuó a la ropa, el cepillo de dientes e incluso a la emblemática kufiya (pañuelo palestino) Yaser Arafat, donde al parecer se hallaron niveles anormales de polonio, según la cadena.

Tras estas afirmaciones, la Autoridad Nacional Palestina aceptó exhumar su cadáver, tal y como había solicitado su viuda, Suha Arafat. Los restos de sangre, sudor, saliva y orina analizados en algunos de los citados objetos sugieren que había un alto nivel de polonio en su cuerpo cuando murió en un hospital de París por motivos aún desconocidos, añade el estudio encargado por Al Yazira.

Fue su viuda quien entregó al canal los efectos personales, que a su vez fueron enviados al laboratorio para tratar de aventar los rumores sobre las posibles causas de la muerte del emblemático líder palestino.

El fallecimiento de Arafat sigue envuelto en un halo de misterio, con teorías que van desde el envenenamiento (alimentario, por contacto físico o incluso a través de los oídos) hasta el sida, pasando por una cirrosis no vinculada al alcohol. En noviembre de 2010, uno de sus guardaespaldas, Imad Abu Zaki, que escoltó al líder palestino desde 1988 hasta su fallecimiento, afirmó en una entrevista que este murió envenenado, pero no por una sustancia letal colocada en su comida.

Según Al Yazira, los científicos de Lausana detectaron que en algunos casos los niveles de polonio 210 encontrados en las pertenencias de Arafat eran diez veces superiores a las de las muestras aleatorias usadas para comparar. En otras pruebas, se llegó a la conclusión de que entre el 60 y el 80% del polonio detectado no provenía de fuentes naturales.

Más noticias de Internacional