Público
Público

La Fiscalía peruana descubre varios recibos de facturas falsas de la hija de Fujimori

Los documentos fueron hallados por el fiscal en una oficina del partido Fuerza Popular, desde donde Keiko Fujimori, la líder opositora, despachaba, y que una vez fueron abiertos se procedió a identificar y ubicar a las personas señaladas como donantes.

Publicidad
Media: 5
Votos: 3

Keiko Fujimori, hija del exdictador Alberto Fujimori, en una imagen de archivo. EFE/Archivo

El fiscal peruano José Domingo Pérez, quien investiga a la líder opositora Keiko Fujimori, hija del exdictador Alberto Fujimori, por presunto lavado de dinero, descubrió en un reciente deslacrado de documentos incautados a la ex candidata presidencial varios recibos de falsos aportes a su campaña.

Según publicó este sábado el diario La República, los documentos fueron hallados por Pérez en una oficina del partido fujimorista Fuerza Popular, desde donde la líder opositora despachaba, y que una vez fueron abiertos se procedió a identificar y ubicar a las personas señaladas como donantes.

Estas rindieron sus declaraciones ante la Fiscalía contra el lavado de activos y señalaron que sus firmas fueron falsificadas.

El citado diario tuvo acceso a las declaraciones de tres de las personas interrogadas para la investigación.

Entre ellos la declaración de Marcos Loayza Vásquez, quien se mostró sorprendido ante un recibo con una donación de 35.000 soles (unos 10.000 dólares) que llevaba su firme, y del que dijo era la primera vez que lo tenía enfrente.

A la pregunta de si la firma era suya, Loayza dijo que no era su firma y que está dispuesto a someterse a la prueba pericial necesaria para corroborar que no le corresponde. "Yo no he realizado ningún tipo de aportes ni he firmado ningún recibo ni documento al respecto", agregó.

La falsificación de firmas también fue refrendada por los ciudadanos interrogados Edwin Lizárraga Lanao y Fernando Meneses Ahumada.

Sus versiones complican la situación de Keiko Fujimori, quien se mantiene cumpliendo una prisión preventiva por 36 meses cuya apelación fue rechazada el 4 de enero pasado por un tribunal de segunda instancia.

La defensa de Fujimori argumenta que su defendida no conocía sobre las "faltas administrativas" de su partido, debido a que ella tenía otras funciones como candidata presidencial.

No obstante, los exintegrantes de Fuerza Popular Rolando Reátegui y Miguel Castro, que se acogieron a la figura de testigos protegidos, pero que luego ellos mismos revelaron su identidad, señalaron a la Fiscalía que en la campaña presidencial de Fujimori se usaron falsos aportantes y que la propia Fujimori tenía conocimiento de los actos.