Público
Público

Macedonia Fracasa el referéndum en Macedonia por la baja participación pese a que el 91% avala el cambio de nombre del país

Según el artículo 30 de la Constitución macedonia, el resultado de una consulta solo es válido si es respaldado por el 50% mas uno de los censados y sólo ha votado el 36,3%. La falta de quórum hace más difícil que el Parlamento apruebe el cambio de denominación, aunque el presidente Zaev pretende seguir con el proceso

Publicidad
Media: 2
Votos: 1

Opositores a la celebración de la consulta celebran los resultados. (EFE | EPA)

El referéndum sobre el cambio de nombre de la Antigua República Yugoslava de Macedonia (ARYM) ha fracasado por la escasa participación. El 91% de los macedonios que participaron este domingo en el referéndum consultivo sobre el acuerdo con Grecia para cambiar el nombre de su país a República de Macedonia del Norte lo respaldaron, si bien la consulta no alcanzó el quórum necesario para ser considerada válida. Un 6% votó en contra.

Según el artículo 30 de la Constitución macedonia, el resultado de una consulta solo es válido si es respaldado por el 50% mas uno de los censados, lo que se traduce en unos 903.000 votos. Y no se ha llegado a esa cifra.

Según los resultados provisionales ofrecidos por la Comisión Electoral Estatal, tan sólo un 5,7% se pronunció en contra del acuerdo, todo ello con una participación que fue del 36,3 %, 15 puntos por debajo del mínimo requerido.

Aunque la consulta no es vinculante para sacar adelante el acuerdo, la falta de quórum hace más difícil que el Parlamento apruebe la reforma constitucional necesaria para que el país cambie de nombre y pase a llamarse República de Macedonia del Norte. 

Sin embargo,el presidente Zoran Zaev ha salvado la cara con ese 91% de respaldo. La apabullante victoria del 'sí', le dio alas para continuar con el proceso de ratificación. "Las decisiones las toman quienes votan, la votación es definitiva y la decisión de los ciudadanos no puede ser ignorada", dijo Zaev tras conocerse que el referéndum, de carácter meramente consultivo, no había alcanzado el quórum necesario.

Los líderes del principal partido opositor, la alianza conservadora VMRO-DPMNE, boicotearon la participación en la consulta que calificaron de "manipuladora" y dañina para los intereses del país.

La pregunta de la consulta no aludía directamente al nombre final que adoptará esta antigua república yugoslava en caso de superar el proceso de ratificación, sino que pedía a los ciudadanos que digan si apoyan o no "la integración en la Unión Europea (UE) y la OTAN al aceptar el acuerdo entre la República de Macedonia y la República de Grecia".

Ampollas entre los sectores más nacionalistas

El acuerdo firmado entre los Gobiernos de Skopje y Atenas en junio pasado pretende poner fin a una disputa que se ha prolongado más de un cuarto de siglo y ha llevado a Grecia a boicotear la adhesión del país vecino a la Unión Europea y la OTAN.

Tanto en Grecia como en Macedonia,  el compromiso firmado ha levantado ampollas entre los sectores más nacionalistas. En ARYM el rechazo es a aceptar una versión edulcorada del nombre que figura en la Constitución del país, República de Macedonia, a través de un calificativo geográfico.

En Grecia los nacionalistas no quieren aceptar que el país vecino utilice el término de 'Macedonia', que ven exclusivo de la región homónima en el norte del país.