Público
Público

Francia se pone en modo busca y captura

Las autoridades galas movilizan a todas las fuerzas policiales para "neutraliza" a los "tres criminales" responsables del ataque contra 'Charlie Hebdo' que ha causado doce muertos 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Agentes de Policía retiran el supuesto coche utilizado por los atacantes a la sede de 'Charlie Hebdo' en París. - EFE

PARÍS. - Francia se ha puesto en modo busca y captura de los tres atacantes a la revista Charlie Hebdo en París que ha dejado doce muertos. El ministro galo del Interior, Bernard Cazeneuve, ha asegurado que todas las fuerzas policiales están movilizadas para "neutralizar" a "los tres criminales" que atentaron esta mañana contra el semanario satírico. El Ejecutivo ha elevado el nivel del Plan Vigipirate a su máximo, el de "alerta de atentados", en la región de la capital.

"Se han movilizado todos los medios" para detenerlos y que "sean castigados con la dureza que merece el acto bárbaro que han cometido", declaró a los medios de comunicación Cazeneuve al término de una reunión de urgencia organizada en el Palacio del Elíseo por el presidente francés, François Hollande.

El ministro, que se ha puesto al frente de una célula de crisis del Gobierno para coordinar las operaciones antiterroristas, subrayó que el objetivo es "neutralizar a los tres criminales en el origen de este acto bárbaro". Confirmó que el ataque causó la muerte de doce personas, además de una decena de heridos, "cuatro en situación de urgencia absoluta".

Cazeneuve envió un telegrama a todos los prefectos (delegados del Gobierno) de Francia para que aumenten la protección en estaciones, lugares religiosos y otras instituciones sensibles. En París, se han puesto en marcha dispositivos de protección suplementarios en los transportes públicos, las galerías comerciales o los centros escolares. También se ha decidido proteger la sede de algunos medios de comunicación.

De acuerdo con los elementos conocidos, los terroristas llegaron poco después de las 11.00 horas locales (10.00 GMT) a la sede de Charlie Hebdo y, en su huida, dieron varios gritos de "Alá es el más grande" y "hemos vengado al profeta", en lo que se considera una alusión a la publicación por el periódico satírico de caricaturas de Mahoma.

El primer ministro francés, Manuel Valls, ha rendido homenaje junto a Cazeneuve al policía rematado en el suelo por uno de los asesinos. Valls, que visitó por la tarde la comisaría a la que pertenecía el agente en el distrito XI de París, dijo ante los medios de comunicación que había querido manifestar su solidaridad con ese policía "abatido en circunstancias horribles".

Después del tiroteo en la sede del Charlie Hebdo, dos de los tres autores del atentado se detuvieron para responder a los agentes que les hacían frente cuando huían en su coche, un Citroen C-1 negro que abandonaron poco después en otro barrio, en el noreste de París. Según se puede ver en el vídeo reproducido en los canales de información, con sus fusiles en mano pasaron corriendo cerca del agente que estaba malherido en el suelo y uno de ellos le dio un tiro de gracia antes de volver al vehículo.

En el ataque murió otro agente de Policía encargado de la protección de la publicación, que había sido amenazada de forma repetida desde que en 2006 publicó unas caricaturas de Mahoma. Entre los fallecidos están su director, Stéphane Charbonnier, alias Charb, y otros tres de los principales dibujantes del semanario satírico francés: Cabu, Tignous y Wolinski. Igualmente figura entre las víctimas mortales el economista Bernard Marid, cronista habitual de la emisora de radio pública France Inter y colaborador del semanario satírico.

Amenazas a medios españoles

Tras el atentado en París, varios medios de comunicación españoles han recibido distintos avisos falsos de bomba. La Policía sospecha que estas amenazas son obra de una misma persona.

Fuentes policiales han confirmado que las llamadas en las que anunciaba la colocación de un artefacto explosivo eran similares. Además, los propios paquetes hallados en las sedes de los medios también tenían las mismas características. 

Una falsa alarma ha provocado el desalojo durante una hora del edificio de El País en Madrid por la presencia de un paquete sospechoso. "EL PAÍS, desalojado durante una hora por un paquete sospechoso. La policía confirma que ha sido una falsa alarma", detallaba el propio diario en Twitter.

Posteriormente, alrededor de las 15.45 horas, también han sido desalojas las sedes que comparten en la capital Libertad Digital y esRadio, así como la de 20 minutos y El Economista, por la presencia de varios paquetes sospechosos aunque finalmente también se ha tratado de una falsa alarma.

lea también...