Público
Público

Gadafi, dispuesto a aceptar el alto el fuego y negociar con la OTAN

El líder libio ha vuelto a dirigirse a su población en un discurso televisivo para anunciar que no abandonará Libia y pedir el cese de los bombardeos

PUBLICO.ES/EFE

En un nuevo discurso televisivo, Muamar al Gadafi ha informado sobre sus intenciones de no abandonar Libia a la vez que se ha mostrado dispuesto a aceptar un alto el fuego si todas las partes lo aprueban.

"No voy a abandonar mi país", apuntó Gadafi la pasada madrugada en un discurso por la televisión estatal, según la web de Al Yazira en inglés. "Nadie puede obligarme a dejar mi país y nadie puede decirme que no pelee por mi país", reiteró.

El líder libio agregó que él todavía está dispuesto a un alto el fuego: "(Libia) ha estado lista hasta ahora para entrar en un alto el fuego... pero el alto el fuego no puede ser de una sola parte".

"Fuimos los primeros en dar la bienvenida a un alto el fuego y fuimos los primeros en aceptar un alto el fuego, pero el ataque cruzado de la OTAN no ha parado", señaló.

Gadafi dijo que los efectivos de la OTAN morirán si invaden Libia por tierra

Gadafi también instó a negociar con la OTAN para poner fin a los bombardeos aéreos sobre Libia.

"Nosotros no los hemos atacado, ni hemos cruzado el mar ¿Por qué nos atacan? Dejadnos negociar con vosotros, los países que nos atacan. Dejadnos negociar", apuntó y subrayó que si los países de la coalición internacional quieren petróleo, él no tiene inconveniente en negociar contratos.

Sin embargo, advirtió de que si los estados de la OTAN no quieren entablar conversaciones, el pueblo libio no se rendirá y está dispuesto a resistir lo que denominó ataques "terroristas".

En ese sentido, Gadafi dijo que los efectivos de la OTAN morirán si invaden Libia por tierra.

"¿Dónde está mi amigo Berlusconi?", se preguntó Gadafi

"O la libertad o la muerte. Ninguna rendición. Ningún miedo. Ninguna salida", señaló el dirigente libio, que denunció que los ataques aéreos de la OTAN traspasaron el mandato de la ONU. Por otro lado, instó a los rebeldes a abandonar las armas porque, a su juicio, los libios no deberían pelearse entre sí. "No podemos luchar entre nosotros -indicó Gadafi-. Somos una familia".

Gadafi amenazó con extender el enfrentamiento fuera de las fronteras libias. "Los libios son libres de extender la guerra hasta el territorio del enemigo, tienen la razón y yo no puedo imponer un veto si tal es su decisión, ellos son libres de defenderse", señaló. 

En el discurso, pronunciado con ocasión del centenario de una batalla librada contra las fuerzas italiana, Gadafi reprochó a Italia el haber vuelto a lanzar una agresión contra Libia y emplear su poderío militar para "matar a libios", según el texto difundido por la agencia oficial de noticias Jana.

"¿Dónde está el tratado de amistad y el acuerdo de no agresión?. ¿Dónde está mi amigo Berlusconi?, ¿Dónde está el Parlamento italiano?", se preguntó el líder libio, quien comentó que si el petróleo supone el motivo de la agresión occidental, "firmaremos contratos con sus empresas, no necesitamos una guerra para eso".

Después del discurso de Gadafi, la televisión estatal libia informó de un bombardeo de la OTAN en un punto cercano al edificio donde el líder libio estaba realizando su intervención, en Trípoli.

Más noticias de Internacional