Público
Público

Garzón exige a Reino Unido el salvoconducto para Assange y Londres se lo niega

El magistrado español ha asegurado que no descarta llevar el caso a la Corte Internacional de Justicia de La Haya

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Baltasar Garzón, el exmagistrado que ejercerá la defensa de Assange, ha considerado hoy 'ineludible' que el Reino Unido otorgue ese salvoconducto al fundador de WikiLeaks, una vez que Ecuador le ha concedido asilo. 'El Reino Unido va a cumplir sus obligaciones. Podrá debatir jurídicamente si corresponde o no. Nosotros creemos que una vez concedido el asilo y por los motivos que ha sido otorgado es ineludible el otorgamiento de salvoconducto', ha asegurado.

En una entrevista con la Cadena Ser, Garzón ha dicho que no descarta acudir al tribunal de La Haya si Reino Unido se negara a otorgar a Assange el salvodconducto. 'Si hay una negativa, se abre todo un espectro de contactos, de negociación diplomática, y por supuesto, de alcance jurídico. En su caso planteamientos de acciones ante la Corte Internacional de Justicia', ha manifestado el abogado español. En este sentido, ha epxlicado que el este tribunal 'dirime problemas entre estados y deberá ser el Estado afectado (Ecuador) el que tome esa decisión'. 

Por su parte, el ministro británico de Asuntos Exteriores, William Hague, ha considerado este jueves que no hay razones legales para otorgar un salvoconducto a Julian Assange, después de que el Gobierno de Ecuador le concediera asilo. En línea con lo que ya había avanzado en un comunicado el Foreign Office, Hague ha insistido en que la obligación legal del Reino Unido es entregar al fundador de WikiLeaks a Suecia, donde se le acusa de delitos sexuales que él niega. Además, el máximo responsable de la diplomacia británica ha querido dejar claro que su país no reconoce el concepto de 'asilo diplomático' otorgado por Ecuador.

El ministro ha afirmado que la resolución del caso puede llevar 'bastante tiempo' y ha lamentado que el Gobierno ecuatoriano haya decidido otorgar asilo a Assange, refugiado en la embajada de Quito en Londres desde el 19 de junio. 'No otorgaremos un salvoconducto a Assange para que salga del Reino Unido, no hay ninguna base legal que nos obligue a ello', ha apuntado Hague, que ha señalado además que la inmunidad diplomática no debe ser utilizada para 'dar refugio' a supuestos delincuentes y que el proceso en Suecia tendría 'garantías' legales.

Garzón, que ha asistido a Santo Domingo a la investidura del nuevo presidente de la República Dominicana, Danilo Medina, ha indicado que Assange 'está contento pero también preocupado por la actitud que el gobierno británico manifestó ayer rodeando la propia embajada y en el día de hoy indicando que cumplirá sus obligaciones internacionales'. 'En este sentido esperamos y creemos que las únicas obligaciones internacionales que deben cumplirse son las que se derivan de las convenciones internacionales, que garantizan el derecho de asilo y por lo tanto, otorgar el salvoconducto', ha añadido.

El jurista ha recordado, además, que el Consejo de Seguridad de la ONU otorgó el 29 de noviembre de 2011 'un espaldarazo al propio Reino Unido cuando su sede se vio violentada en Irán y reconoció sin paliativos la inviolabilidad de las de sedes diplomáticas'. Por ello ha insistido en que el equipo de defensores espera que se respete la sede diplomática ecuatoriana en Londres y que se entregue el salvoconducto, que 'ha sido otorgado soberanamente por un país tercero, democrático y para garantizar los derechos fundamentales del señor Assange', que era lo que reclamaba.

Sobre la posibilidad de que las autoridades británicas empleen medidas de fuerza para extraditar al fundador de WikiLeaks, Garzón ha señalado que no prevé 'una situación de este tipo'. De hecho, el ministro de Exteriores británico ha negado que vaya a producirse ningún tipo de 'asalto' a la embajada ecuatoriana en Londres, donde está refugiado Assange,  aunque ha asegurado que 'la inmunidad existe para permitir que las embajadas lleven a cabo funciones diplomáticas adecuadas y dar refugio a supuestos delincuentes no es una de ellas, y tampoco impedir el proceso legal en un país'.

En cuanto a la estrategia de defensa de Assange, Garzón ha apuntado que la consecución del asilo formaba parte de esa estrategia y ahora se pretende 'conocer cuáles son las acusaciones y cuál es la investigación que se sigue en Estados Unidos con Julian Assange para garantizar sus derechos y debido proceso'. Esa línea de defensa incluye 'en su momento, también, demostrar que las imputaciones que se le hacen en Suecia son inconsistentes', ha añadido. Assange 'nunca ha rehuido la acción de la justicia pero sí la falta de garantías que promueva un juicio justo y por lo tanto vamos a seguir reivindicando ese derecho y esa exigencia', ha apostillado Garzón.