Público
Público

George Floyd y Trump La autopsia de George Floyd revela que estaba contagiado de coronavirus: "Le mató la pandemia de racismo"

Según un informe de la autopsia difundido este miércoles, a Floyd se le realizó una prueba diagnóstica de la covid-19 postmortem, que ha resultado positiva. El médico forense jefe, el doctor Andrew Baker, ha explicado que el virus no jugó ningún papel en su muerte y que es poco probable que haya sido contagioso.

Mineápolis despide a George Floyd en un acto conmemorativo en la Universidad North Central.  Europa Press / Chris Juhn
Mineápolis despide a George Floyd en un acto conmemorativo en la Universidad North Central. Europa Press / Chris Juhn

Público/agencias

Estados Unidos es el país más afectado del mundo por la pandemia de la covid-19 y el único en el que se ha superado los 1,8 millones de contagios, con más de 108.000 muertes.

La Administración Trump ha implantado diversas medidas para frenar el virus pero estas han sido menores que las declaraciones y actuaciones de Trump durante la pandemia, como el abandono de la OMS, asegurar que contar con el mayor número de casos de coronavirus a nivel mundial es una "insignia de honor" o la recomendación del presidente de los Estados Unidos de tratar el virus con "una inyección" de "desinfectante" o aplicando "luz solar" en el cuerpo humano.

La gestión de Trump de la covid-19 junto a sus actuaciones por las protestas por el asesinato de George Floyd y contra la violencia policial en el país, han puesto en el punto de mira al presidente de EEUU durante la pandemia. 

Benjamin Crump, el abogado de la familia de George Floyd, el ciudadano negro que murió a manos de la Policía y cuyo fallecimiento ha desatado una ola de protestas en Estados Unidos, ha remarcado durante su funeral que fue la "pandemia de racismo y discriminación" lo que le mató. "Fue la otra pandemia con la que estamos demasiado familiarizados en Estados Unidos, una pandemia de racismo y discriminación, lo que mató a George Floyd", ha señalado Crump, aludiendo a que Floyd estaba contagiado de coronavirus cuando falleció.

El virus no jugó ningún papel en su muerte

En concreto, según un informe de la autopsia difundido este miércoles, a Floyd se le realizó una prueba diagnóstica de la covid-19 postmortem, que ha resultado positiva. El médico forense jefe, el doctor Andrew Baker, ha explicado que la prueba, una PCR, puede mostrar un resultado positivo "durante semanas después del inicio y la resolución de la enfermedad clínica".

Por ello, "el resultado de la autopsia probablemente refleje positividad asintomática pero persistente por PCR en una infección previa", ha agregado, tal y como ha informado la cadena de televisión CNN. Esto quiere decir, ha destacado Baker, que el virus no jugó ningún papel en su muerte y que es poco probable que haya sido contagioso.

Además la autopsia realizada por el condado de Hennepin reveló que la muerte de Floyd fue un "homicidio", como consecuencia de "la sumisión, la restricción y la compresión del cuello" que sufrió la víctima cuando estaba siendo inmovilizada por el agente Derek Chauvin. Según el examen, Floyd murió como consecuencia de "una parada cardiopulmonar cuando estaba siendo detenido por los agentes de la ley".

"Hemos tenido vuestra rodilla sobre nuestro cuello"

"La historia de Floyd es la de todos los afroamericanos de este país, —dijo el reverendo Jesse Jackson— ¡Desde hace cuatrocientos años, la razón por la que no hemos podido ser quienes queremos ser y no hemos podido siquiera soñar con quién queremos ser es porque hemos tenido vuestra rodilla sobre nuestro cuello!".

El reverendo argumentó que "lo que le ocurrió a Floyd ocurre cada día en este país, en educación, en la atención sanitaria y en cualquier otra área de la vida", por lo que instó a la comunidad negra a quitarse de una vez por todas la "rodilla" que les presiona el cuello y les impide prosperar.

Más noticias de Internacional