Público
Público

Giuseppe Conte Plástico, azúcar y tragaperras: los nuevos impuestos 'éticos' del Gobierno italiano

Reciclaje, igualdad, alimentación, natalidad, ludopatía. El Ejecutivo italiano de Giuseppe Conte, con la nueva Ley de Presupuestos, quiere recaudar más incidiendo en lo perjudicial para la salud y el medio ambiente. Además de otras medidas como la financiación estatal del 90% de los gastos que las escuelas e institutos para suscripciones a periódicos y revistas. 

El presidente del Ejecutivo italiano, Giuseppe Conte. / Reuters

Recaudar más mirando a la salud y al medio ambiente. En el país con forma de bota, la Ley de Presupuestos es siempre un momento muy delicado, políticamente, a la hora de terminar un año y empezar el siguiente. El actual Gobierno de Giuseppe Conte –resultado de una coalición 'anti Salvini' entre el Movimiento 5 Estrellas y el Partido Democrático; añadiendo incluso una moción de confianza– acaba de aprobar la nueva norma que determinará el presupuesto del Estado italiano en el año 2020. Y con él han entrado también una serie de novedades de carácter ético y ambiental: impuestos sobre el plástico, tasas sobre las bebidas azucaradas y mayores cargas sobre las ganancias derivadas del juego.

Uno de los objetivos de la nueva Ley de Presupuestos italiana es la de reducir el uso del plástico. Para ello, acaba de aprobarse un nuevo impuesto relativo a este material, donde los fabricantes de productos que contengan plástico tendrán que pagar 45 céntimos de euro por cada kilo empleado y, atendiendo a los principales medios de comunicación italianos, también vinculará a la producción de tetrabrick. Dado que la medida tiene como objetivo secundario reutilizar el plástico ya existente, estarán exentos los productos procedentes de plástico reciclado o aquellos que contengan menos del 40% de dicho material.

Otro de los impuestos es el relativo a las bebidas azucaradas, aunque por el momento no será aplicado hasta principios de octubre de 2020, lo cual provocará que en las arcas del Estado italiano no entren unos 175 millones de euros. Los productos vinculados a esta medida recibirán un sobreprecio de 10 céntimos por cada kilo de bebida azucarada.

Los rasca y gana, la lotería y las tragaperras también se verán afectadas por la nueva Ley de Presupuestos en Italia. A partir del próximo mes de marzo, el Estado del país con forma de bota recaudará más de 300 millones de euros en las ganancias de lotería superiores a los 500 euros y que serán gravadas al 20%. Lo mismo pasará con el dinero que se obtenga de las tragaperras, que también tendrá un impuesto del 20% sobre la cifra ganada, en el caso de que supere los 200 euros.

Otras medidas llamativas del nuevo presupuesto

Atendiendo a la nueva Ley de Presupuestos aprobada por el Parlamento transalpino, el Estado financiará el 90% de los gastos para suscripciones a periódicos y revistas, tanto digitales como en papel, llevadas a cabo por los colegios e institutos, con el objetivo de que desarrollen programas para la lectura crítica. Las familias con bajos ingresos podrán desgravar las matrículas de las escuelas de música o conservatorios, siempre que no superen los 1.000 euros.

Se destinarán 2.500 millones de euros para la promoción de guarderías con el objetivo de incentivar los nacimientos

Por otra parte, se destinarán 2.500 millones de euros para la promoción de guarderías con el objetivo de incentivar los nacimientos, teniendo en cuenta que Italia es uno de los países de Europa donde nacen menos niños. Las empresas que coticen en la Bolsa italiana tendrán que tener un 40% de mujeres en los consejos de administración. Habrá también una financiación de 1.000 millones de euros para la preparación de las Olimpiadas de Invierno del año 2026 y 150 millones de euros para el desarrollo de nuevos carriles bici en muchas ciudades del país transalpino.

"El voto en el Senado", concluido con 166 a favor y 128 en contra, "nos entrega una mayoría sólida y cohesionada", asegura el ministro de Economía italiano, Roberto Gualtieri: "La Ley de Presupuestos se consolida y se ve reforzada". Y añade: "Con un Gobierno en el cargo desde hace tan pocos meses, y que ha heredado una situación difícil, esta Ley de Presupuestos puede ser considerada un pequeño milagro", asegura Gualtieri en cuanto autor de la medida.

Votos en contra desde la coalición y tránsfugas

Pese al optimismo del ministro transalpino sobre la base de los números de la votación, esta Ley de presupuestos también destaca porque algunos senadores grillinos (del Movimiento 5 Estrellas) han votado en contra o directamente no se han presentado en la Cámara Alta. Todo ello, sin contar con los tránsfugas que recientemente han pasado a formar parte de la Liga de Matteo Salvini.

El actual Gobierno italiano, presidido por el premier Giuseppe Conte, por el momento, parece que no tendrá mucho futuro por delante porque sus principales socios de mayoría, el anti establishment Movimiento 5 Estrellas (M5E) de Luigi Di Maio y el socialista Partido Democrático (PD) de Nicola Zingaretti, están casi siempre en desacuerdo sobre muchísimos temas. A esto hay que sumarle el incordio que implica tener al expremier Matteo Renzi como socio minoritario, siempre deseoso de protagonismo.

A fecha de hoy, lo que une a los principales partidos del Gobierno es el hecho de que comparten un mismo primer ministro. Pero sobre todo la idea de que el soberanista líder de la Liga, Matteo Salvini, no vuelva al poder a través de unas elecciones generales anticipadas. Dado que Italia es una república parlamentaria, habrá nuevas urnas siempre y cuando el jefe del Estado, hoy Sergio Mattarella, considere que haya que disolver las Cámaras porque ya no haya ningún Ejecutivo posible. Pero, por el momento, éste no es el caso, de modo que el segundo Gobierno de Conte seguirá su marcha. Otra cosa será si conseguirá mantenerse en pie sin obstáculos.