Público
Público

Giuseppe Conte El primer ministro italiano dimitirá este martes por falta de apoyos

La coalición gubernamental que lo sustentaba perdió la mayoría absoluta tras el abandono Renzi por su desacuerdo con el Plan de Recuperación para la pandemia.

El primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, durante una rueda de prensa.
El primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, durante una rueda de prensa. EFE

efe

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, presentará mañana su dimisión por la falta de apoyos a su coalición en el Parlamento, después de la crisis provocada por el abandono del partido Italia Viva (IV) de Matteo Renzi.

Conte comunicará su intención de dimitir en un Consejo de Ministros convocado a las 9.00 h locales (8.00 GMT) y después acudirá ante el presidente de la República, Sergio Mattarella, al palacio romano del Quirinale, según fuentes oficiales.

Su intención será encargar al jefe del Estado formar Gobierno, el tercero en dos años y medio

Su intención será lograr un nuevo encargo del jefe del Estado para formar Gobierno, el tercero en dos años y medio, dada la actual falta de apoyos en la Cámara de los Diputados y el Senado tras la salida de la coalición gubernamental de la formación de Renzi.

Su coalición, conformada por el antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5S), el Partido Demócrata (PD, centroizquierda) y Libres e Iguales (LeU, izquierda), perdió el respaldo clave de Renzi el 13 de enero por su desacuerdo con el Plan de Recuperación para la pandemia.

El lunes pasado, Conte logró la mayoría absoluta en la Cámara de los Diputados mientras que se quedó con la mayoría simple en el Senado, y esto gracias al apoyo de un grupo heterogéneo de diputados y senadores del Grupo Mixto. El resultado también fue posible por la abstención de los 29 diputados y 18 senadores de Renzi.

Desde entonces Conte ha intentado aglutinar estos apoyos puntuales en un grupo parlamentario para que hiciera de "cuarta pata" para su coalición y recuperar así la indispensable mayoría absoluta en las dos cámaras, pero finalmente no ha sido posible.

En este contexto, el Gobierno afrontaba esta semana una votación en el Parlamento en la que podría quedar por primera vez en minoría: la gestión de 2020 del ministro de Justicia, Alfonso Bonafede, uno de los miembros más cuestionados del M5S y del Gobierno. Y muy probablemente su informe de gestión no logrará convencer a la mayoría de los parlamentarios, sobre todo por su criticada reforma de la prescripción de delitos y por la excarcelación de mafiosos para aligerar las cárceles al inicio de la pandemia. Ante este escollo, constatando su debilidad en el Parlamento, Conte ha decidido finalmente presentar su dimisión.

La opción menos probable es un adelanto electoral

El objetivo ahora es lograr otro mandato para formar Gobierno y sumar el apoyo de centristas

El objetivo ahora es lograr otro mandato para formar Gobierno y sumar el apoyo de centristas, díscolos de la Forza Italia de Silvio Berlusconi o incluso una negociación para una vuelta de Renzi con el objetivo de terminar la legislatura en 2023. El M5S, primer partido del Parlamento tras las elecciones de 2018, y el PD insisten en apoyar a Conte como primer ministro, ante las voces que sugieren un cambio al frente del Ejecutivo.

La opción más alejada sería un adelanto electoral, habida cuenta de la pandemia y de que se tendría que votar antes de julio, cuando comienza el denominado "semestre blanco", el periodo que precede al cambio del presidente de la República en el que no se permite disolver el Parlamento.

El "no" más rotundo a un apoyo a Conte llega de la oposición de ultraderecha, la de la Liga de Matteo Salvini y de los Hermanos de Italia de Giorgia Meloni, que exigen elecciones, conscientes de que todos los sondeos les otorgan buenos resultados

Más noticias de Internacional