Público
Público

El Gobierno griego pone en marcha su proceso legislativo con la ley contra la pobreza

El primer ministro, Alexis Tsipras, intentará mejorar la situación de más de 300.000 hogares que viven por debajo del umbral de la pobreza

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

El Gobierno de Alexis Tsipras inicia el proceso legislativo./ REUTERS

ATENAS.- El Gobierno de Alexis Tsipras inicia hoy el proceso legislativo de su primera ley, con la presentación de la legislación para combatir lo que se ha denominado crisis humanitaria y mejorar la situación de 300.000 hogares que viven por debajo del umbral de la pobreza.

El borrador de ley contempla ofrecer a los más pobres luz gratuita hasta un máximo de 300 kilowatios hora al mes.

Además prevé ayudas al pago del alquiler para 30.000 viviendas en arriendo.

Cada persona tendrá derecho a una subvención de 70 euros al mes, con un máximo de 220 euros para las familias numerosas.

El pago de esta subvención, que estará exenta de impuestos y tasas, se realizará directamente al propietario de la vivienda para evitar cualquier tipo de abuso.

Finalmente, la ley prevé ofrecer bonos de alimentos para 300.000 familias, que recibirán un crédito semanal con el que podrán comprar comida.

Para hacer la lista de las 300.000 familias que tendrán derecho a cualquiera de estas ayudas se tendrán en cuenta como prueba la declaración de impuestos y los ingresos de otras fuentes que no sean el trabajo.

La ley contra la crisis humanitaria es la primera de los cuatro proyectos que el Gobierno griego quiere empezar a legislar

Las personas en paro que no presten declaración a Hacienda deberán firmar un testimonio en el que aseguren que no tienen ingresos ni reciben ningún tipo de subsidio.

Esta tarde, el borrador será analizado en la Oficina Nacional de Contabilidad, antes de poder entrar formalmente en el Parlamento.

La ley para la lucha contra la crisis humanitaria es la primera de cuatro proyectos que el Gobierno quiere empezar a legislar esta semana.

Las otras se refieren a la prohibición de los desahucios de las primeras viviendas, la mejora de las posibilidades de pagar a plazos las deudas a Hacienda y a la Seguridad Social, y la reapertura de la radiotelevisión pública ERT, cerrada por el Gobierno anterior en junio de 2013.