Público
Público

Gobierno y oposición venezolanos vuelven
a tomar las calles

Varias manifestaciones recuerdan los enfrentamientos del año pasado en los que murieron unas 40 personas. Maduro asegura que ha sido desmantelado un "ataque golpista" de militares de Aviación financiado desde Miami

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. - EFE

PÚBLICO/AGENCIAS

CARACAS.- El Gobierno y la oposición de Venezuela han vuelto a tomar las calles de las principales ciudades con motivo del Día de la Juventud y el trasfondo del primer aniversario de las masivas revueltas del 12 de febrero de 2014.

La mayor concentración ha tenido lugar en Caracas bajo un amplio despliegue de seguridad. El acto principal opositor ha tenido lugar en el Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela (UCV) donde el movimiento estudiantil ha dado a conocer un manifiesto con las líneas generales de su plan de "lucha" para este año.

"Hoy hace un año, millones de venezolanos levantamos la voz por nuestros sueños, nuestras esperanzas, nuestros derechos (...) Fue un año duro ─compañeros caídos, heridos, presos, torturados─ pero Venezuela no se rinde, el compromiso es mayor", ha escrito el líder estudiantil Juan Requesens en su cuenta oficial de Twitter.

Requesens ha aseverado que "un año después la crisis es peor, política, social y económica, continúa la persecución y no hay justicia por los caídos", por lo que ha llamado a clamar "contra un Gobierno ineficiente, corrupto, militarista, que no es capaz de resolver los problemas de Venezuela".

Por parte del Gobierno, la mayor concentración también ha tenido como escenario la capital venezolana. Cientos de personas se han concentrado en el Parque Carabobo procedentes de Plaza Venezuela con un ambiente festivo.

"Estamos celebrando este día felices y en paz", ha dicho Samantha Espinoza, lamentando la violencia que desencadenó la derecha de hace un año. "La paz es la bandera de la juventud revolucionaria, y hoy se lo estamos demostrando al mundo", ha añadido Edwin Castro, otro manifestante.

"Mi saludo comprometido a toda la juventud de nuestra patria que sigue transitando el camino grande de la revolución, de la victoria", ha declarado el presidente venezolano, Nicolás Maduro, a través de su cuenta oficial en Twitter. "Sigan movilizados en las calles, en las comunidades, en las universidades. Sigan defendiendo la patria de (Simón) Bolívar y (Hugo)Chávez", ha instado, recordando que "son la generación destinada a construir el socialismo bolivariano".

Maduro ha preferido no participar en esta marcha por el Día de la Juventud, pero ha recorrido las calles de Caracas en otro acto oficial por la inauguración de una red de transporte público y lo ha hecho conduciendo un camión. "En breve estaré con la juventud inaugurando obras para la comunidad, además informaré la desarticulación de un ataque golpista", ha avanzado a través de dicha red social.

El mandatario explicaba después que el presunto golpe de Estado, en teoría ya desmantelado, habría sido financiado por Miami y tendría vinculación con "dirigentes políticos de la derecha". "Buscaban utilizar a un grupo de oficiales de la Aviación militar. Tenían orquestado grabar un vídeo este 12 y 13 de febrero en los actos del Día de la Juventud, levantar un avión Tucano y atacar el Palacio de Miraflores o el lugar donde yo participara en una de estas manifestaciones", denunció Maduro.

Incidentes en San Cristóbal

El único incidente reseñable de esta jornada de movilizaciones se ha vivido en la capital del Estado de Táchira, San Cristóbal, donde cientos de personas se han concentrado para marchar hacia la Defensoría del Pueblo, donde el movimiento estudiantil pretendía entregar un documento con sus demandas.

Desde el Gobierno de Táchira ya se había informado de que las fuerzas de seguridad no dejarían que los manifestantes llegaran hasta la Defensoría del Pueblo, aunque sí una pequeña representación del movimiento estudiantil.

Varios testigos han denunciado, a través de Twitter, que agentes de la Policía de Táchira y la Guardia Nacional Venezolana les han impedido el paso, dando lugar a disturbios que han dejado seis uniformados y cuatro estudiantes heridos.

El 12 de febrero de 2014, miles de venezolanos marcharon por las principales ciudades a favor y en contra del Gobierno de Maduro y chocaron en Caracas dando lugar a una escalada de violencia que dejó 43 muertos, cientos de heridos y miles de detenidos.

Desde entonces, el líder opositor Leopoldo López está recluido en una cárcel militar acusado de orquestar los disturbios, por lo que podría ser condenado a hasta diez años de prisión. Este primer aniversario coincide con un momento de escasa popularidad para Maduro y su Gobierno que podrían verse de nuevo ante una escalada de movilizaciones en las calles exigiendo un cambio político.

Más noticias de Internacional