Público
Público

Golpe Estado Bolivia La marcha de Evo Morales llega junto con incendios, saqueos y ataques en Bolivia

Las diferentes protestas en contra y a favor del expresidente han desembocado en algunas ciudades en sucesos violentos.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Manifestantes contra Evo Morales cortan una calle en La Paz. / Reuters

La crisis política boliviana ha permeado todos los estratos sociales hasta llegar a las calles de forma violenta. Tras la forzada renuncia como presidente de Evo Morales como consecuencia del golpe de Estado vivido en el país, durante la noche del domingo se vivieron múltiples saqueos, incendios y ataques a casas fruto del descontrol civil que ha resultado de la inestabilidad política vivida en Bolivia. 

La Paz, El Alto y Cochabamba, entre otras de las principales ciudades del país, registran estos incidentes, mientras muchos ciudadanos piden ayuda a la Policía y las Fuerzas Armadas a través de redes sociales. Las denuncias de saqueos e incendios se suceden sobre todo en El Alto, uno de los bastiones políticos de Evo Morales, y en varios barrios de La Paz.

El lugar más atacado en la ciudad sede del gobierno boliviano es la zona sur, que en las últimas semanas fue donde más se sintió la huelga ciudadana en contra de la reelección de Morales. La Alcaldía de La Paz denunció que una turba incendió quince autobuses del servicio municipal de transporte que se encontraban en una instalación en el barrio de Kupillani.

También denunció que "chóferes y gente movilizada por diputados y dirigentes" del Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales ingresaron a un patio del transporte municipal en Huayllani, otro barrio sureño, "y han comenzado a incendiar los buses", según defiende el mandatario de la ciudad, el opositor Luis Revilla.

Al mismo tiempo, el propio Morales también denunciaba haber sufrido los disturbios en primera persona. "Los golpistas que asaltaron mi casa y la de mi hermana, incendiaron domicilios, amenazaron de muerte a ministros y sus hijos y vejaron a una alcaldesa", defendiendo el exmandatario que desde la oposición se estaba intentando culpar a los socialistas de la violencia vivida en el país. 

Vecinos de la zona sur paceña denunciaron en las redes que grupos violentos están recorriendo las calles de varios barrios apedreando casas y vehículos y saqueando algunos comercios, sin que la Policía acuda a su auxilio.

En El Alto las turbas saquearon una feria popular e incendiaron comercios y en Cochabamba un grupo de desconocidos causó destrozos en la casa de Evo Morales, según mostraron medios locales y el propio expresidente. 

Más noticias de Internacional