Público
Público

Trump y el Papa Greenpeace proyecta un mensaje para Trump en el Vaticano en el día de su visita

Los ecologistas piden al presidente de EEUU, abierto negacionista, no eludir sus responsabilidades en la lucha contra el cambio climático.

Publicidad
Media: 4.20
Votos: 5

La proyección de Greenpeace sobre la basílica de San Pedro, en el Vaticano. GREENPEACE

Un grupo de activistas de Greenpeace han proyectado el mensaje Planet Earth First (El planeta Tierra primero) en la cúpula de la Basílica de San Pedro, en el Vaticano, el mismo día que el presidente de EEUU, Donald Trump, se reúna con el Papa Francisco. El mensaje, en alusión al eslogan de la campaña del republicano “América Primero”, pretende llamar la atención de Trump para que se comprometa con la acción climática global y los objetivos del Acuerdo Climático de París.

"El cambio climático es la amenaza principal de nuestra generación y los líderes del mundo están tomando medidas para salvaguardar a nuestra gente. A Trump no se le debe permitir eludir su responsabilidad moral ni renegar de los compromisos de París. Por eso actuamos hoy", ha manifestado Jennifer Morgan, Directora Ejecutiva de Greenpeace International.

En la próximas semanas, Trump, que es abiertamente negacionista del cambio climático, decidirá si EEUU retira su firma del Acuerdo de París, un pacto global alcanzado hace menos de dos años por 200 países en el que se comprometen a que la temperatura del planeta no aumente más de 2ºC.

"Si Trump decide abandonar el Acuerdo de París, no sólo perjudicará al planeta, sino también a su propio país. Al contrario que Trump, el Papa Francisco ha tomado una clara posición para la protección del clima mundial en el Vaticano y Greenpeace está aquí para recordárselo a Trump”, ha señalado la experta en energía de la organización, Andree Boehling.

El Papa Francisco, por el contrario, es el primer Papa que ha dedicado una encíclica al medio ambiente y que ha pedido abandonar los combustibles fósiles como el carbón, el petróleo y el gas en favor de las energías renovables.

"Antes de su encuentro con el Papa, entregamos a Trump un mensaje de que su primera prioridad deben ser las personas y el planeta, no los beneficios de los grandes contaminadores. Trump no puede detener la transición a las energías limpias y debería centrarse en acelerarla", ha subrayado Morgan.