Público
Público

La guerra de Irak "llega a su fin"

Obama asegura que todos los soldados estadounidenses habrán regresado a finales de agosto

PÚBLICO.ES / EFE

En un discurso marcadamente económico, Barack Obama también ha tenido tiempo para hablar de la política exterior de Estados Unidos. El presidente estadounidense ha asegurado, durante su primera y más que esperada alocución sobre el Estado de la Unión, que la guerra de Irak "se acerca a su fin".

A su vez, prometió que todos los soldados estadounidenses habrán vuelto a casa a finales del próximo agosto e indicó ante ambas cámaras del Congreso que su Gobierno está devolviendo Irak a su gente "de forma responsable".

El presidente estadounidense basó en buena parte su campaña electoral presidencial de 2008 en la promesa de poner fin a la guerra en Irak, donde entonces se encontraban cerca de 150.000 soldados. El año pasado anunció la salida de las tropas de combate para finales de agosto, y la marcha de los últimos soldados para finales de 2011.

Obama aludió también a la lucha contra el terrorismo y la guerra en Afganistán, donde el pasado diciembre anunció el envío de más de 30.000 soldados adicionales. Allí, aseguró, los soldados estadounidenses podrán empezar a regresar en julio del año próximo.

"Recompensaremos el buen Gobierno, reduciremos la corrupción y apoyaremos los derechos de todos los afganos", sostuvo el presidente estadounidense, que reconoció que "habrá aún días difíciles por delante, pero tengo confianza en que tendremos éxito".

En relación a la lucha contra el terrorismo, en particular tras el intento de atentado contra un avión que cubría la ruta Amsterdam-Detroit estas Navidades, aseguró que "reparamos fallos inaceptables revelados por ese ataque fallido, con mejor seguridad aérea y acciones más rápidas de nuestros servicios de inteligencia".

Asimismo, aludió a la amenaza que representan las armas nucleares para advertir a Irán que si continúa haciendo caso omiso de sus obligaciones internacionales "encararán consecuencias cada vez mayores", al igual que Corea del Norte "afronta un aislamiento mayor y sanciones más fuertes, que se hacen cumplir rigurosamente".

En su discurso, Obama apenas mencionó a Haití, donde ha enviado equipos de auxilio y soldados tras el fuerte terremoto del pasado 12 de enero. Sí recordó que "cerca de 10.000 estadounidenses colaboran con muchos países para ayudar a la gente de Haití a recuperarse y reconstruir el país".

En el palco de la primera dama, Michelle Obama, se encontraba entre una treintena de invitados el embajador haitiano en Washington, Raymond Joseph.

Más noticias de Internacional