Público
Público

Guerra Rusia - Ucrania Las tropas rusas entran en Kiev y Putin insta a los militares ucranianos a tomar el poder

El Ejército ruso cerca la capital en la segunda jornada de conflicto. Al menos 137 ucranianos han muerto y hay más de 300 heridos. La OTAN se reúne para abordar la situación y los líderes internacionales plantean sanciones históricas a Rusia.

Militares de la Guardia Nacional de Ucrania toman posiciones en el centro de Kiev, Ucrania, este viernes. Las tropas rusas avanzan hacia el interior de la capital tras intensos combates en Obolón, una zona norte ya en territorio de la ciudad ucraniana
Militares de la Guardia Nacional de Ucrania toman posiciones en el centro de Kiev, Ucrania, este viernes. Las tropas rusas avanzan hacia el interior de la capital tras intensos combates en Obolón, una zona norte ya en territorio de la ciudad ucraniana. Gleb Garanich / REUTERS

Europa afronta una ofensiva militar sin precedentes desde la II Guerra Mundial. En la segunda jornada bélica desde que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, anunció el ataque contra Ucrania, las tropas rusas han entrado en Kiev. En concreto, se encuentran en el distrito de Obolon, a unos nueve kilómetros al norte del centro de la urbe, según ha informado el Ministerio de Defensa ucraniano. Poco después Rusia ha anunciado el bloqueo de la ciudad por el oeste. Este mediodía se han escuchado por primera vez disparos de bala en el centro de Kiev, según ha informado el enviado especial de Público a la zona, Alberto Sicilia.

Además, Rusia ha tomado este viernes la Isla de las Serpientes, a 45 kilómetros de Rumanía y ha confirmado que ya controla la central nuclear de Chernóbil. Según la agencia nuclear de Ucrania se ha producido una subida de los niveles de radiación en la zona de exclusión, aunque Rusia lo niega.

El Gobierno de Putin se ha abierto a negociar con el actual Ejecutivo ucraniano en Minsk después de que su líder, Volodímir Zelenski, haya vuelto a llamar al mandatario ruso al diálogo y de que China haya tomado cartas en el asunto y su presidente, Xi Jinping, reclamara a Rusia una solución negociada a la crisis.

Sin embargo, esa vía del diálogo parece abortada antes de empezar. Rusia acusó este viernes por la tarde a Ucrania de no querer sentarse a negociar. Según el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, Ucrania propuso Varsovia como lugar alternativo para el diálogo tras lo cual "tomó una pausa" y "rompió la comunicación". Además, 

Además, Putin ha llamado a los militares de Ucrania a tomar el poder ya que, según ha dicho, con ellos "será más fácil llegar a un acuerdo" para poner fin a la operación militar rusa. "¡Tomen el poder en sus manos! Por lo visto con ustedes será más fácil llegar a un acuerdo que con esa banda de drogadictos y neonazis que se ha asentado en Kiev y tiene secuestrado a todo el pueblo ucraniano", ha declarado en una reunión con el Consejo de Seguridad de Rusia dedicado a la operación militar. 

Europa por su parte incrementa la presión diplomática. El Consejo de Europa ha acordado este viernes apartar temporalmente a Rusia tras considerar que ha incurrido en graves violaciones del estatuto del organismo al lanzar el jueves una ofensiva militar sobre territorio ucraniano.

Poco después la OTAN anunciaba este viernes que ha empezado a desplegar elementos de su Fuerza de Respuesta en la parte este de la Alianza, por primera vez en el contexto de la defensa colectiva, tras la invasión rusa de Ucrania. "No debe haber lugar a malentendidos: vamos a proteger a cada aliado y cada centímetro del territorio de la OTAN", indicó el secretario general aliado, Jens Stoltenberg, al término de una cumbre por videoconferencia de los líderes de la Alianza, convocada de urgencia ante la agresión de Moscú a su vecino.

La respuesta de Rusia no tardó en en llegar: la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, María Zajárova, advertía este viernes por la tarde de que habrá medidas de represalia en el caso de que haya una posible aceptación de Suecia y Finlandia a entrar en la OTAN. "Es evidente que la adhesión de Finlandia y Suecia a la OTAN conllevaría graves consecuencias militares y políticas que harían que nuestro país tome medidas recíprocas", aseguró Zajárova en una sesión informativa.

Alarmas antiaéreas

Mientras tanto, las sirenas antiaéreas suenan sin descanso en Kiev desde la noche de este jueves. El alcalde de la ciudad, Vitali Klitschko, ha pedido a los vecinos que se abastezcan de agua, alimentos y artículos de primera necesidad ante la invasión rusa del territorio y el avance de las tropas. El Gobierno del país ha confirmado "terribles ataques con misiles" en la capital: "La última vez que nuestra capital sufrió algo similar fue en 1941, cuando fue atacada por la Alemania nazi", ha escrito el ministro de Exteriores ucraniano, Dmitro Kureba, en Twitter.

Por su parte, Rusia niega la mayor: "No hubo ningún ataque con misiles sobre Kiev", ha dicho el Ministerio de Defensa. Las muertes se cuentan ya por decenas. El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, ha informado del fallecimiento de 137 ucranianos durante el primer día de guerra y hay más de 300 heridos. Además, Rusia ha asegurado haber "aniquilado" a unos 200 soldados ucranianos en la toma del aeródromo de Hostomel.

El mandatario ucraniano ha lamentado que nadie le haya dado una respuesta clara sobre las aspiraciones de Ucrania de integrarse en la Alianza Atlántica. "Nos dejaron solos en la defensa de nuestro Estado. ¿Quién está preparado para luchar a nuestro lado? No veo a nadie. ¿Quién está preparado para garantizar la adhesión de Ucrania a la OTAN? Todos tienen miedo", ha recaldado. La OTAN celebrará en la tarde de este viernes una cumbre virtual para evaluar la "invasión deliberada, a sangre fría y largamente planeada" de Ucrania, como la ha definido el secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg.

Los organismos internacionales siguen posicionándose

La Unión Europea está convencida de que sus sanciones van a "doblegar la economía rusa". Las medidas restrictivas sin precedentes acordadas este jueves por los Veintisieste y que se han aprobado en la tarde de este viernes, que castigan a los mandatarios rusos Putin y Lavrov, están llamadas a golpear de lleno los sectores energético, de transporte, financiero, bancario, tecnológico y la aviación. Este es el segundo paquete de sanciones contra el Kremlin, pero los países miembros del unión todavía se guardan un as bajo la manga que utilizarán en caso de que la situación se agrave. 

Un niño en un columpio frente a un edificio residencial dañado este viernes por la artillería rusa, en Kiev, Ucrania
Un niño en un columpio frente a un edificio residencial dañado este viernes por la artillería rusa, en Kiev, Ucrania. Umit Bektas / REUTERS

Ahora, la UE se debate en torno a sacar a Rusia de SWIFT, llamado por todos "arma nuclear" o "botón" a disposición de occidente, un paso que aislaría a Rusia del sistema financiero global, algo que reclama el Gobierno ucraniano pero que no convence a países como Alemania e Italia. De hecho, el Alto representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borell, ha reconocido que hay discrepancias por este asunto en la Unión. 

Por su parte, el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, tras analizar con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, las últimas sanciones pactadas por la UE, ha advertido de que aún hay margen para seguir aumentando la "presión" sobre Rusia. "No se han agotado aún todas las posibilidades de sanciones", ha valorado.

Sin embargo, Bruselas se prepara para todos los escenarios ante una eventual retirada por la fuerza del Gobierno de Zelensky. Los líderes europeos advierten de que no reconocerán un Ejecutivo ilegítimo aunque enfatizan que todos los esfuerzos siguen depositados en "evitar el peor escenario posible", según informa María G. Zornoza desde Bruselas. 

La Corte Penal Internacional advierte de que puede procesar crímenes de guerra en Ucrania

Por su parte, el fiscal jefe de la Corte Penal Internacional (CPI), Karim Khan, ha advertido este viernes a "todas las partes que llevan a cabo hostilidades en Ucrania" que tiene jurisdicción para juzgar crímenes de guerra y de lesa humanidad. "Cualquier persona que cometa tales delitos, ya sea ordenando, incitando o contribuyendo de otra manera a su comisión, puede ser procesada ante la corte", ha dicho en un comunicado el jurista británico. En este sentido, Ucrania ha anuniado que ha empezado a recolectar hechos sobre las acciones de las fuerzas armadas rusas para enviarlos a la CPI.

Mientras tanto, la ONU trabaja para la gestión de un enorme flujo de refugiados ucranianos hacia sus países vecinosEl Alto Comisionado de la Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) calcula que entre uno y cinco millones de personas podrían escapar de los ataques rusos y buscar refugio en otros estados aledaños. El país más afectado, según este organismo, sería Polonia, a donde podrían llegar hasta tres millones de refugiados en los próximos días

Más noticias de Internacional