Público
Público

Hollande quiere a los desencantados que votaron a Le Pen

Con una actitud más realista, el candidato socialista es consciente de que la izquierda no ha sabido responder al descontento social ante la crisis

PÚBLICO.ES

Pescar en las redes de Marine Le Pen, sí. Pero no a toda costa como está haciendo Nicolas Sarkozy. Para François Hollande, el éxito de la ultraderechista del Frente Nacional en la primera vuelta de las elecciones francesas era previsible y cree que parte de sus votantes pertenecen a una izquierda de la que están desencantados por no haber atendido a sus problemas ante la crisis.

Por ello, el candidato socialista al Elíseo no esconde sus cartas.  "Es mi responsabilidad convencerlos", dice hoy en una entrevista con el diario Libération. Pero Hollande tiene claro que "para llegar a los otros, no puedo dejar de lado a mi electorado". 

Desde su punto de vista, los resultados de Le Pen "son normales. Ha cambiado mucho la tendencia entre 2002 y 2012. Ahora el voto del FN está mas concentrado en las zonas rurales. ¿Qué revela esto? El descontento agrícola. Unos electores, sin duda de derechas, que han querido sancionar al candidato saliente votando a Le Pen. Es también un electorado que sufre, formado por pequeños empleados, obreros, artesanos, que viven un momento de desesperación. Mi responsabilidad es dirigirme a ellos, a los que no sostienen necesariamente las ideas del FN, como por ejemplo la imigración, pero que son la expresión de una cólera social".

Hollande es consciente de que ese voto masivo al FN no es solo "un voto de castigo a Sarkozy [...] sino al sistema político, a Europa y a la globalización". Parte de estos votantes, dice Hollande, "vienen de la izquierda y deberían volver a identificarse con el progreso, con la igualdad, con el cambio, el esfuerzo común porque etsán en contra de los privilegios, de la globalización financiera, contra una Europa fallida", finalizó.

El candidato socialista, que superó el 28% de los votos en la primera vuelta, será entrevistado esta noche a las 20.00 horas en el telediario TF2. Mañana le tocará el turno a Sarkozy. 

Más noticias de Internacional